7 jul. 2011

El nacimiento de una nueva Arquitectura en Chicago (Precursores)

Chicago. Glessner House. Henry Richardson, 1887
El primer Chicago era poco más que un conjunto de parcelas vendidas a colonos y autoconstruidas por ellos mismos. Pronto aparecieron los profesionales, que ofrecían soluciones baratas, como era el caso de Augustine Taylor y sus primeras balloon-frame. Como en cualquier ciudad de frontera en aquellos años, no había arquitectos que dieran un sentido estético a las elementales edificaciones, por más que hubieran comenzado a aparecer "elementos arquitectónicos” como columnas o capiteles. El Gran Incendio de 1871 dejó pocas muestras de esa época, pero esta depuración abrió las puertas a una revolución arquitectónica.


Los primeros arquitectos de Chicago
El panorama inicial de la construcción de la ciudad, comenzó a transformarse con la llegada de John M(ills) Van Osdel (1811-1891), quien es considerado el primer arquitecto de Chicago ya que abrió allí su despacho en 1836. Procedía de Nueva York y de donde vino atraído por William Butler Ogden, el primer mayor (alcalde) de la ciudad. Ogden le encargó su vivienda que debería ser como un palacio “griego”, aunque construido con madera. Ésta vivienda tuvo un gran éxito lo le proporcionó a Van Osdel una prolífica vida profesional dentro de los más variados revivals clásicos. Por ejemplo, en 1851 construyó la Second Presbyterian Church en estilo gótico (en Wabash Av./Washington St.), en 1851-53 el primer ayuntamiento de la ciudad como un edificio renacentista o en 1868, en el más puro estilo Segundo Imperio, el edificio para Field, Later & Company y el segundo Palmer House Hotel.


Chicago. Entrada del Rosehill Cemetery.  William Boyington, 1864

Otra de las figuras relevantes en la arquitectura de este periodo fue William W. Boyington (1818-1898), quien se instaló en Chicago en 1853 procedente también de Nueva York. Proyectó la entrada del Rosehill Cemetery (1864) y la Chicago Water Tower and Pumping Station (1869)  que sobrevivió al gran incendio. En la misma línea ecléctica que Van Osdel, Boyington diseñó el antiguo Chicago Board of Trade (en Jackson St./La Salle St.) mezclando elementos renacentistas, góticos o bizantinos y que fue concluido en 1885 (para ser demolido en 1929).



Chicago Water Tower and Pumping Station. William Boyington, 1869 
Ambos son considerados los arquitectos más relevantes del periodo que empieza con la City's incorporation (obtención de la municipalidad) de 1837 y finaliza con el Gran Incendio de 1871.
Richardson y el neorromántico
En los años siguientes al Gran Incendio, y tras la primera “resaca” reconstructora, comenzaron a aparecer voces de arquitectos, escritores ó periodistas que reclamaban la creación de un estilo americano, que fuera más allá de las copias de la arquitectura europea. La filosofía que encerraba el libro “Las siete lámparas de la Arquitectura”, que John Ruskin publicó en 1849, fue una fuente de inspiración hacia una arquitectura “orgánica” que comienza a surgir en esos años (y que Wright elevará, años después, a la categoría de la auténtica arquitectura americana).
En ese contexto de búsqueda de un estilo, destaca la labor de Henry H(obson) Richardson (1838-1886) a quien se considera como el primer arquitecto moderno de los Estados Unidos. Richardson había realizado sus estudios en Paris, en la Escuela de Bellas Artes, y había trabajado con Henri Labrouste. De vuelta a los Estados Unidos trabajó en  Nueva York y en Boston y comenzó a destacar por sus edificios “asimétricos y de anchas ventanas”. Richardson será un precursor de la “Escuela de Chicago”, a pesar de que su estilo es todavía ecléctico, con demasiadas referencias góticas y románicas, dentro del sistema tradicional de construcción. Pero Richardson no era un “copista”, fue recogiendo formas que le llevaron a crear un estilo propio, muy característico que se denominó “Richardsonian Romanesque”.

Chicago. Marshall Field Warehouse Building. Henry Richardson, 1885-1887 (demolido en 1930)
Richardson y su cliente Marshall Field definieron las bases de lo que iba a ser una nueva tipología arquitectónica: el edificio comercial, (Grandes Almacenes-Wholesale Store) con su Marshall Field Warehouse Building, de 1885-1887 (demolido en 1930) (en Adams St./Franklin St.). Claramente inspirado en los palacios renacentistas italianos (tipo Palazzo Pitti de Florencia) este edificio se consideró el prototipo del nuevo edificio comercial y de oficinas que los arquitectos de la Escuela de Chicago depurarán y convertirán en un modelo que se exportará al mundo.

Chicago. Glessner House. Henry Richardson, 1887

El carácter innovador de Richardson se verá reflejado en otra obra que sentará las bases para una nueva arquitectura residencial: la Glessner House (1800 S. Prairie Av.) acabada en 1887 tras la muerte del arquitecto.  John Glessner fue un empresario de éxito que hizo su fortuna fabricando maquinaria agrícola. También era una persona culta, a la que había impresionado la lectura de los escritos de John Ruskin y William Morris. La casa supuso un cambio radical respecto a los palacetes pseudo-franceses que habían comenzado a poblar la zona. La sinceridad constructiva, la relación entre función y forma, el tratamiento de los materiales exteriores e interiores, son un ejemplo de la influencia del movimiento Arts and Crafts. La admiración que, entre sus contemporáneos, suscitó esta casa, significó el arranque del movimiento de las Prairie Houses. Frank Lloyd Wright, en los años siguientes, elevaría a la más alta categoría estas viviendas unifamiliares, que comenzaban a representar un “genuino sabor” americano.
Chicago. Glessner House. Henry Richardson, 1887


2 comentarios:

  1. Your blog is so informative and i just want to say it has great information keep it good work
    Chicago Refrigerated Warehouse

    ResponderEliminar
  2. Thanks for sharing this blog with us and keep it going well work i love it
    Chicago Third Party Warehouse

    ResponderEliminar

urban.networks.blog@gmail.com