2 ago. 2011

Los materiales de Florencia

El Palazzo Vecchio, construido con "pietra forte" una de las tres piedras que identifican Florencia.
En la antigüedad, los materiales disponibles en el entorno próximo se convirtieron en los protagonistas de la imagen de la ciudad y de su arquitectura. No podía ser de otra manera, debido fundamentalmente a dificultades técnicas y de transporte. Por esta causa, muchas ciudades presentan en sus centros históricos una identidad formal derivada de la uniformidad visual que ofrecen los materiales de la zona.
Florencia también tiene su identidad material y se construye, principalmente, con tres tipos de piedra.


La relación directa entre los materiales de una región y su producción arquitectónica y urbana, explica la personalidad de determinadas ciudades, construidas con la piedra de su entorno, o de otras que, al carecer de ella, son de ladrillo, de madera o del material protagonista de la zona.
Circunscribiéndonos al ámbito español, sirven como ejemplo, la Salamanca dorada por la piedra arenisca de Villamayor (piedra franca), el Madrid construido con granito de la sierra de Guadarrama, o la Barcelona de la arenisca de Montjuïc.
Cada material, además, exige una forma de trabajo y eso determina también el estilo. El granito no permite un detalle excesivo (que el barroco madrileño pudo asumir) o, por el contrario, la arenisca permite un trabajo casi de orfebrería (característico de la Barcelona gótica).
Las piedras que construyeron la Florencia clásica, la que arranca desde el proto-Renacimiento hasta el Barroco, ofrecen una identidad característica. Destaca lo que podríamos denominar la tríada pétrea florentina: “pietra serena”, “pietra forte” y “pietra bigia”.
El Hospital de los Inocentes de Brunelleschi, ejemplo de construcción con "pietra serena"

Pietra Serena

La “pietra serena” (piedra serena), es una roca sedimentaria arenisca, procedente del los apeninos septentrionales, de color gris azulado claro, muy utilizada en arquitectura, y también, aunque menos, en la escultura. Su introducción se debe a Brunelleschi que la usó con profusión en sus obras. Las canteras principales estuvieron, durante aquellos años, en las colinas de Fiesole, Monte Ceceri, Maiano o Settignano, pero muchas de ellas se encuentran en la actualidad cerradas. Hoy, esta piedra sigue utilizándose con éxito y extrayéndose en la zona del Mugello, particularmente del área de Firenzuola. Por esto, el mercado también la denomina “pietra de Firenzuola”.
Su granulometría fina posibilita su utilización en trabajos con detalle, por eso ha sido base para decoraciones arquitectónicas y también para la escultura. Otro uso habitual para este tipo de piedra es el de pavimentación. De hecho ciudades como Florencia, Siena o Arezzo se encuentran pavimentadas fundamentalmente con la “pietra serena”. Con el paso de los años y la sofisticación de los productos, la “pietra serena” ha revestido paredes, construido escaleras, zócalos, mesas y hasta revestimientos de cocinas.

En Florencia, entre las obras realizadas con “pietra serena”, pueden destacarse las siguientes:
·  Hospital de los inocentes, Iglesia de San Lorenzo, Basílica del Santo Spirito
·  Biblioteca Medicea Laurenziana
·  Logia de los Uffizi, Logia de la piazza Santissima Annunziata

El Palazzo Strozzi, construido con "pietra forte"
Pietra Forte

La “pietra forte” (piedra fuerte), es una roca sedimentaria arenisca, de color marrón ferruginoso. Es la piedra más utilizada en la arquitectura florentina. Sus principales canteras se encuentran en las proximidades de Florencia. Su dureza la ha hecho poco recomendable para la escultura o la decoración (hay muy pocos ejemplos, como los capiteles de la Loggia dei Lanzi). Una primera cantera importante fue la que surgió en la actual ubicación del Giardino Boboli, cuyo anfiteatro es el hueco dejado por la piedra extraída para el Palazzo Pitti y otros.
Algunas obras florentinas realizadas con “pietra forte”:
·  Ponte Vecchio , Ponte Santa Trinita y Ponte alla Carraia
·  Palazzo Vecchio, Palazzo Medici Riccardi, Palazzo Strozzi, Palazzo Pitti
·  Iglesia de San Remigio, Iglesia de Santa Maria Maggiore, Iglesia de San Lorenzo
El Palazzo Larderel, ejemplo de "pietra bigia"

Pietra Bigia

La “pietra bigia” (piedra parda) es una roca sedimentaria arenisca, de color pardo tierra, muy similar en su composición a la pietra serena.  Es el tercer tipo canónico de la arquitectura florentina junto a las dos anteriores. Las canteras principales se encuentran en el área de Fiesole. Su mayor utilización se produjo en los siglos XVI y XVII debido a su semejanza con la “pietra forte”, con la ventaja de su menor coste de producción. Además presentaba mayor resistencia que la “pietra serena”. Se utilizó también en escultura por su facilidad de trabajo.
Algunas obras realizadas con “pietra bigia” en Florencia:
·  Palazzo Larderel, Palazzo Budini Gattai
·  Arco de Triunfo

La fachada del Hospital de Santa María Nuova, trabajada con los tres tipos de piedra característicos de Florencia.
Una obra interesante en este aspecto es la Fachada del Hospital de Santa Maria Nuova que cuenta con partes de los tres tipos de piedra.

1 comentario:

  1. Buenos días!
    Te escribo desde SCUOLA TOSCANA, que es una escuela linguística dedicada a la ensenaza del idioma italiano para los extranjeros y la mayor parte de nuestros alumnos son hispanohablantes! Yo me ocupo de escribir el blog de la Scuola y al buscar las informaciones de la costrucción de nuestra ciudad he encontrado tu artículo que de veradad me ayudó mucho y me he prestado algunas informaciones :)
    Te invito que leyas mí artículo en nuestro blog de Wordpress y que lo siguas y visites también nuestra página internet, si estás interesado en los cursos de italiano en Florencia, ya que nos ubicamos en el casco antiguo de la ciudad! :)
    Un saludo cordial de Florencia,
    NIKA- SCUOLA TOSCANA

    ResponderEliminar

urban.networks.blog@gmail.com