29 mar. 2013

Aprendiendo del Millenium Park de Chicago: seis consejos de un parque genuinamente norteamericano.

Los tres grandes iconos del Millenium Park: Cloud Gate, Crown Fountain y el Pritzker Pavillion.

El próximo año 2014 se cumplirá el décimo aniversario del Milenium Park de Chicago, uno de los espacios urbanos más visitados y con más repercusión mediática de los últimos tiempos.
El Parque sido alabado por su trascendente papel urbano como pieza renovadora de esa parte de la ciudad. También por su diseño, por la calidad de sus elementos (edificios, esculturas, jardines, etc.). Igualmente se ha señalado su valor icónico (incluso como emblema del Chicago del siglo XXI) y su capacidad como impulsor económico al incrementar el turismo en la ciudad. Pero el Millenium Park tiene otro rasgo destacable en su gestión.
Las peculiaridades de la gestión de los espacios libres de la ciudad norteamericana (parques en este caso) están muy vinculadas a su propia idiosincrasia. Pero, a pesar de ello, se puede aprender mucho de sus experiencias, ya que referentes de éxito como el Millenium Park, nos invitan a la reflexión sobre nuestros espacios urbanos.


El Millenium Park de Chicago ya ha sido analizado en este blog en dos artículos anteriores:
Planta del Millenium Park con la denominación de los espacios.
Este tercer artículo atiende a las enseñanzas impartidas por este nuevo modelo de parque, particularmente sobre su gestión, analizando ejemplos que lo sustentan:
1. Es conveniente que un parque cuente con una imagen icónica que lo identifique y represente.
2. Un parque puede recibir aportaciones económicas privadas para financiar su realización.
3. La denominación de los espacios debe honrar a quien los financió.
4. Los espacios del parque también pueden ser rentabilizados económicamente.
5. Los jardines, además de ser un espacio botánico, deben contar historias.
6. Si la inversión pública renueva y mejora una zona, los negocios beneficiados deben contribuir a su financiación.
1.
Es conveniente que un parque cuente con una imagen icónica que lo identifique y represente.
En una época tan visual y mediática como la nuestra, es muy importante poder ser identificado nítidamente frente a nuestros competidores. En una ciudad, este hecho proporciona ventajas, ya que disponer de una imagen clara es una base esencial para asentar otras estrategias de City Marketing. Y todavía más si esa imagen puede ser representada por un hito simbólico (como por ejemplo, Torre Eiffel, Puente de Londres, Empire State, sirenita de Copenhague, etc.) 
El Millennium Park apuesta por esta idea y no cuenta con uno, sino con tres hitos de una gran potencia expresiva. Son dos intervenciones escultóricas de carácter icónico (Cloud Gate  y Crown Fountain) y un edificio-espacio libre de gran personalidad (Pritzker Pavillion y su explanada verde). No obstante, la Cloud Gate supera a las otras en su capacidad de representación.
La Cloud Gate de Anish Kapoor no solo se ha convertido en el emblema del parque ante el mundo, sino que ha traspasado sus límites hasta llegar a ser un nuevo símbolo de Chicago, la imagen de la ciudad del siglo XXI.
Cloud Gate

Cloud Gate
La Cloud Gate es una escultura de escala monumental con sus 10 metros de alto por 20 de largo y 13 de ancho, sus 110 toneladas de peso y sus 23 millones de dólares de coste. Está realizada con placas de acero inoxidable, pulidas hasta ocultar las uniones entre ellas. Se asemeja a una gota gigantesca de mercurio líquido, en la que, como en un espejo convexo, se reflejan los rascacielos y las nubes del cielo de Chicago. Por su forma peculiar, ha recibido el apodo popular de “The Bean” (en español, habichuela, frijol o alubia). Su autor es el escultor indio, residente en Inglaterra, Anish Kapoor (1954) quién ganó el concurso celebrado al efecto.
The Crown Fountain
Esta fuente fue diseñada por el artista español Jaume Plensa (1955) quien también resultó vencedor en un concurso con su video-escultura. Su gran éxito radica en el diálogo lúdico entre la obra y los ciudadanos, que disfrutan con el agua. La fuente consta de dos estructuras  de unos 15 metros de altura recubiertas con piezas de vidrio y leds, en los que se alternan unas 1.000 imágenes diferentes de vídeo con primeros planos de rostros de ciudadanos de Chicago. El rostro de cada persona aparece en la proyección durante unos minutos sonriendo hasta que forma con sus labios una especie de gárgola por la que finalmente fluye el agua. Cuando  la imagen desaparece la fuente deja caer el agua por sus laterales como una cascada normal, antes de volver a iluminarse y mostrar la proyección del siguiente rostro.
Jay Pritzker Pavilion
El Pabellón Jay Pritzker es un escenario para conciertos al aire libre con 11.000 localidades (4.000 personas sentadas en butacas y 7.000 sobre la pradera de césped). Es el corazón del Millennium Park. Su denominación honra a Jay y Cindy Pritzker, representantes de una acaudalada familia de Chicago que es propietaria de la cadena de hoteles Hyatt y quienes en 1979 instituyeron el Premio Pritzker, galardón reconocido como el “nobel” de la Arquitectura. El escenario es un diseño singular de acero inoxidable (muy identificable con su autor, Frank Gehry) que se prolonga con una gran pradera de césped para el público, sobre la cual aparece un entramado de tubos de acero que disponen de un sistema de sonido.
Crown Fountain
Pritzker Pavillion
2.
Un parque puede recibir aportaciones económicas privadas para financiar su realización.
Más allá de la financiación pública, los parques norteamericanos están abiertos a la filantropía cultural, que es uno de los rasgos de las clases altas norteamericanas. Cuestión esta inseparable de la legislación sobre mecenazgo existente en ese país.
McCormick Tribune Plaza & Ice Rink
El coste del Parque alcanzó los 490 millones. Cerca de la mitad del dinero (220 millones) provino de donaciones de empresas y particulares que buscaban ver sus nombres asociados al parque. Hubo aportaciones que se destinaron a cuestiones de carácter general y otras que se vincularon a un elemento concreto, bien patrocinando una parte de su coste o bien financiándolo completamente. Estas piezas son conocidas por el nombre del sponsor. Cabe destacar las aportaciones de instituciones y empresas como la Irving B. Harris Foundation, McCormick Tribune Foundation, Pritzker family's Hyatt Foundation, BP, McDonald´s, Chase, Boeing o Exelon Corporation.
McDonald's Cycle Center
Harris Theater
El Harris Theater es un Teatro de Música y Danza con capacidad para 1.525 localidades. El teatro, diseñado por Hammond Beeby Rupert Ainge Architects, recibió el nombre de sus benefactores iniciales, Mr. Irving Harris y su esposa, patrocinadores del mismo a través de su fundación.
Exelon Pavilions
Exelon Corporation, es una empresa de generación y distribución eléctrica cuya sede central se encuentra en Chicago y que opera en Illinois a través de su filial Commonwealth Edison (conocida como ComEd) que es la mayor empresa eléctrica del estado. Los pabellones Exelon fueron financiados por esta empresa, que donó 5,5 millones de dólares para su construcción.
Son 4 pabellones cuya ubicación define sus nombres: pabellón NE (noreste), NW (noroeste), SE (sureste) y SW (suroeste). Tienen como misión principal la producción de energía. Además, tres de ellos sirven de acceso al aparcamiento subterráneo y el cuarto (NW) cumple la misión de pabellón de bienvenida para los visitantes, oficinas del parque y aseos públicos.
Los pabellones norte son cubos negros minimalistas y jalonan el Harris Theater. Fueron diseñados por Hammond Beeby Rupert Ainge Architects, siendo Thomas H. Beeby el director de diseño, el mismo equipo que proyectó el Harris Theater
Los dos pabellones sur, se integran en el Lurie Garden y son de piedra caliza y vidrio, dialogando con el edificio de la ampliación del Art Institute que se encuentra enfrente. Tanto los pabellones como la ampliación del museo fueron diseñados por Renzo Piano, quien proyecto igualmente el Nichols Bridgeway.
McDonald's Cycle Center
El McDonald's Cycle Center (inicialmente Millennium Park Bike Station) es una estación de bicicletas, inaugurada en 2004 por la ciudad, como parte de su "Bike 2010 Plan", y patrocinada desde junio de 2006 por McDonald's (la empresa de comida rápida) para fomentar el mensaje de vida sana, equilibrada y activa. El Centro de Bicicletas McDonald´s está situado en la esquina noreste del Millennium Park, contiguo a la intersección de la East Randolph Street y Columbus Drive. Es un centro de servicios a los ciclistas urbanos y dispone de taquillas, duchas, un bar con mesas de verano al aire libre, reparación de bicicletas, alquiler de bicicletas y 300 plazas de aparcamiento de bicicletas. También es sede del Grupo de Patrullas en Bicicleta  (Chicago Bike Patrol) del Departamento de Policía de Chicago.
3.
La denominación de los espacios debe honrar a quien los financió.
Las empresas,  con su patrocinio, pueden ayudar a la financiación de los espacios públicos. Lógicamente, buscan un retorno a su inversión. El gran potencial publicitario derivado de la asociación de la imagen de la empresa con un espacio público de gran uso suele tener efectos positivos en la cuenta de resultados de las compañías.
Pero Millenium Park recibió también muchas donaciones particulares. Los donantes privados aportaron más de 130 millones de dólares para la construcción del parque. En compensación, los nombres de las más de 80 personas, corporaciones y fundaciones que donaron al menos un millón de dólares fueron grabados en tres losas de granito en el zócalo del peristilo de Wrigley Square. La inmortalidad a través de la filantropía.
El zócalo del peristilo de la Wrigley Square con los nombres de los patrocinadores.
BP Pedestrian Bridge
El puente peatonal BP cruza sobre Columbus Drive conectando el Millennium Park con Daley Bicentennial Plaza, otra de las zonas del Grant Park. El puente también sirve como barrera de sonido, protegiendo el parque del ruido del tráfico de Columbus Drive. Fue diseñado por Frank Gehry. Sus 285 metros de longitud están recubiertos por placas de acero inoxidable y su forma curvada se asemeja a una serpiente plateada. Tomó el nombre de la empresa de energía BP, que donó 5 millones de dólares para su construcción.
McCormick Tribune Plaza & Ice Rink
McCormick Tribune Plaza & Ice Rink, es un espacio multiuso. En 2001 se convirtió en la primera zona abierta al público del Millennium Park. La plaza, cuyo coste ascendió a 3,2 millones dólares, fue financiada por la Fundación McCormick Tribune.
Robert R. McCormick (1880-1955) fue un magnate de la prensa de Chicago, propietario del Chicago Tribune. La fundación que lleva su nombre fue creada a partir de su herencia y dedica su atención a financiar iniciativas relacionadas con el periodismo, la educación de la primera infancia, la salud, servicios sociales, las artes y la cultura y la ciudadanía.
Temporalmente se convierte en una pista de patinaje sobre hielo (mayor que la conocidísima del Rockefeller Center de Nueva York). Cuando no hay pista es un espacio para terraza restaurante y exposiciones al aire libre.
4.
Los espacios del parque también pueden ser rentabilizados económicamente.
Ningún activo puede permanecer ocioso si tiene posibilidades de generar recursos. Esta sentencia acompaña inseparablemente a la mentalidad norteamericana.
Los beneficios de los parques en la ciudad son múltiples y conocidos: desde su papel en el esparcimiento de los ciudadanos, hasta el poder regenerador de oxígeno que tienen las plantas, pasando por otras virtudes psíquicas, deportivas o de salubridad general. El Millennium Park muestra que, además, pueden aportar un nuevo beneficio: la rentabilidad económica.
Tarifas por la utilización de algunos espacios del Millenium Park.
Esto sucede en el Millenium Park porque, en primer lugar el parque es una gran cubierta que esconde espacios ferroviarios y, sobre todo, aparcamientos para vehículos. Estos aparcamientos subterráneos fueron una de las grandes bazas para la financiación del parque. Millenium Garages es la empresa que regenta la concesión de todos los aparcamientos subterráneos bajo el Grant Park. Son 4 grandes aparcamientos (Grant Park North, Grant Park South, Millennium Park y East Monroe) que reúnen 9.000 plazas de parking. El primero y el tercero se encuentran bajo el Millennium Park.
La Torre Sears (Willis) ofrece un telón de fondo irrepetible para cualquier evento celebrado en el Millenium park
Wrigley Square en una de sus utilizaciones como espacio nupcial.
Pero además de esto, Millenium Park cuenta con ingresos recurrentes de la explotación de sus espacios. Prácticamente la totalidad del parque puede ser alquilado para una gran variedad de eventos.
El escenario del Pritzker Pavillion como lugar para celebración de eventos.
Wrigley Square
Wrigley Square es la plaza pública ubicada en la esquina noroeste del Millennium Park. En ella se encuentra el Millennium Monument, una réplica del peristilo de columnas dóricas que diseñó Edward H. Bennett para el Grant Park. La columnata semicircular original estuvo ubicada en esa misma zona entre 1917, el año de su construcción, y 1953, año en que fue demolida para la construcción del Grant Park North Garage. El resto del espacio contiene una fuente pública y una gran pradera de césped  muy utilizada para diferentes eventos (como por ejemplo enlaces nupciales).
Chase Promenade
Chase Promenade (inicialmente conocido como Bank One Promenade) es un paseo peatonal, arbolado dividido en tres partes: North Promenade, Central Promenade, y South Promenade. Tiene un uso intenso para exposiciones, festivales, así como para cualquier otro evento de alquiler privado. Cuenta con un espacio permanente. Fue financiado gracias a la donación de la Fundación “Bank One” (“Bank One Corporation”, cuya sede central se encontraba en Chicago, fue el sexto banco más grande de los Estados Unidos y fue comprado por JPMorgan Chase & Co. en 2004).
Boeing Galleries
Las Boeing Galleries (Norte y Sur) son dos espacios muy utilizados para exposiciones y eventos al aire libre. El primero se encuentra ubicado al este de Wrigley Plaza  y el segundo, al este de Crown Fountain.  La empresa aeronáutica Boeing donó 5 millones para financiar tanto la construcción como una dotación para el mantenimiento de estos espacios.
5.
Los jardines, además de ser un espacio botánico, deben contar historias.
Los grandes parques urbanos suelen disponer de amplios programas de usos que les proporcionan actividad, pero los espacios estrictamente botánicos, suelen ser incomprendidos por muchos de sus visitantes. Por eso Millenium Park sugiere que los jardines, además de su expresión botánica, puedan relatar historias que ayuden a la comprensión del espacio.
No es una idea nueva, ya que el diseño de jardines, desde su inició tuvo una fuerte vinculación narrativa. Desde aquellas descripciones del paraíso nacidas en la jardinería persa, la historia del paisaje está llena de espacios que cuentan historias. A veces son recorridos temáticos y en otras ocasiones sucesiones de imágenes más o menos conectadas, o incluso, como en la jardinería inglesa clásica, composiciones y perspectivas pintorescas.
Planta del Lurie Garden
El Millenium Park cuenta en su interior con el Lurie Garden, el auténtico espacio botánico del parque que relata la historia del paisaje del entorno de Chicago.
Lurie Garden
El Lurie Garden es un pequeño jardín ubicado en la parte sur del Millenium Park que ocupa una superficie ligeramente superior a los 10.000 metros cuadrados y que fue diseñado por Kathryn Gustafson (Gustafson Guthrie Nichol Ltd.), Piet Oudolf y Robert Israel.
Su inspiración básica surge del lema de la ciudad: “Urbs in Horto” (Ciudad en un Jardín-Huerto). Este espacio natural, cuenta una historia, la de la transformación de Chicago desde una ciudad plana y pantanosa a una metrópolis moderna y luminosa. El diseño también se apoyó en otro referente icónico de la ciudad que había nacido de la pluma de Carl Sandburg, cuando en 1916 escribió su poema "Chicago” y  se refirió a la ciudad como “City of the Big Shoulders”. Esas grandes hombreras (anchas espaldas) son claves para interpretar el Lurie Garden.
El Lurie Garden es un espacio interior, separado del resto por la Shoulder Hedge y el West Hedge. En su interior se organizan dos grandes plataformas (la oscura y la iluminada) separadas diagonalmente por un corredor peatonal y un arroyo artificial. Estas plataformas simbolizan el paisaje pasado y futuro del lugar. El jardín, que alberga centenares de especies de la zona de Illinois recreando diferentes paisajes naturales, es atravesado por senderos a diferentes niveles.
The Shoulder Hedge (la “hombrera” de protección) es un potente y “musculoso” vallado que cierra el jardín interior desde el norte y el oeste protegiendo a las plantas y a los usuarios del tráfico y ruido exterior. Esta protección es una estructura metálica que sirve de guía para el recorte geométrico de las especies vegetales que la pueblan, generando un muro vivo. También actúa como resguardo por el oeste el West Hedge, otro seto de cerramiento, que narra la historia griega clásica sobre la ninfa que al escapar de Apolo se convirtió en un laurel. Entre este seto y el Shoulder Hedge se encuentra la Extrusión Plaza que es la continuación del eje principal de circulación norte-sur que vertebra el Millennium Park.  El diseño de esta plaza longitudinal se inspira en el movimiento, referenciándose a la industria específica de la región (ferrocarriles, navegación, etc.)
La Dark Plate (plataforma oscura) representa el antiguo paisaje del lugar y se encuentra elevada sobre el resto del espacio. La plataforma de las sombras tiene una luz tamizada por el arbolado y pretende recordar a la antigua costa salvaje representada en diferentes tonos y texturas vegetales. Frente a ella, la Light Plate (plataforma Iluminada) muestra el paisaje abierto del futuro. Entre ambas el Seam marca la "ruptura" entre las dos plataformas y enfrenta los dos paisajes históricos. Este recorrido peatonal se escalona lateralmente, con un pavimento de madera que puede funcionar como asiento y da paso al agua (el arroyo artificial) que es contenido, por el este, por el muro elevado sobre el que se encuentra la Dark Plate.
Vista general del Lurie Garden en la que se aprecian la Shoulder Hedge.
El corredor central (seam) del Lurie Garden.
6.
Si la inversión pública renueva y mejora una zona, los negocios beneficiados deben contribuir a su financiación.
La renovación urbana actúa para regenerar zonas deprimidas y las prepara para un futuro más próspero. Este hecho suscita un intenso debate sobre si debe ser la iniciativa pública la responsable de las inversiones necesarias, o si debe haber cooperación público-privada. Pero también se plantea el debate sobre el grado de implicación de los que serán finalmente sus máximos beneficiarios.  La inversión realizada en Millenium Park contó con aportaciones (vía impuestos especiales) de los residentes en la zona.
De los 490 millones de dólares que costó el Millenium Park, 270 fueron aportados por la ciudad. Pero su recaudación no provino de los fondos públicos existentes. De hecho, en su inauguración el entonces alcalde Richard M. Daley, gran impulsor del parque, destacó que no se habían tocado ninguno de los fondos públicos o impuestos sobre las propiedades de la zona para financiar el parque.
De hecho, los 270 millones de dólares públicos procedían de dos fuentes distintas: 175 millones de la concesión por los aparcamientos subterráneos y 75 millones de dólares de un impuesto especial (el Central Loop TIF, Tax Increment Financing). Este impuesto había sido creado en 1984 por primera vez, y gravó los negocios de la zona de influencia del área a renovar. Esta estrategia financiera ha sido utilizada posteriormente con fines similares en otros casos.
Los retornos económicos para los negocios y ciudadanos de la zona son constatables. La Chicago School of Real Estate de la Roosevelt University evaluó los beneficios generados por el Parque. Cifró que sus más de cuatro millones de visitantes anuales incrementaban entre 42 y 58 millones de dólares anuales los ingresos hoteleros, entre 67 y 87 los de los restaurantes y entre 53 y 71 los comerciales. Se analizó también la revalorización de los inmuebles cercanos al Parque (evaluado en algo más de 1.400 millones de dólares en su conjunto) y se comprobó que la absorción del mercado era entre el 30 y el 50% más rápida que antes del Parque.

Ciertamente, el Millenium Park es un parque genuinamente americano y sus claves no se pueden entender sin la idiosincrasia de los Estados Unidos, pero es un referente que invita a la reflexión sobre nuestros espacios urbanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

urban.networks.blog@gmail.com