24 jun 2022

Cuando Rilke, Eliot y Valéry indagaron en el alma humana convocando paisajes (cien años desde 1922, annus mirabilis poético)

El cementerio marino de Séte conjuga lo real y lo simbólico en la obra de Paul Valery, que reposa allí.

Hace un siglo aparecieron tres obras poéticas extraordinarias. Son poemarios enigmáticos, que indagaron en la profundidad del alma humana desde una fascinante concurrencia de filosofía, estética, historia o espiritualidad. Esta amalgama y su complejidad les permite ofrecer diferentes puertas de entrada. Las tres obras, que supusieron la cima para sus autores, son: Le cimetière marin (El cementerio marino) de Paul Valéry, The Waste Land (La tierra baldía) de T. S. Eliot y las Duineser Elegien (Elegias de Duino) de Rainer María Rilke.

Uno de los accesos circunstanciales es el que se produce a través de la común referencia espacial de sus títulos, que aluden a tres paisajes distintos. El mar, la tierra y la arquitectura, los tres escenarios para la vida humana. En Sète, en la costa provenzal francesa, se encuentra el cementerio marino, con una perspectiva privilegiada sobre el Mediterráneo. La tierra baldía es la Europa exhausta y desconcertada tras la Primera Guerra Mundial. Duino es un castillo encaramado en una peña que se asoma al Adriático, cerca de Trieste. Tres paisajes reales y simbólicos.

28 may 2022

De San Petersburgo a Washington: un viaje por las aportaciones de un siglo de urbanismo ilustrado.

San Petersburgo y Washington son el inicio y el final del viaje propuesto por las aportaciones de una centuria de urbanismo ilustrado. Esta meta y destino del viaje urbano por el siglo XVIII tienen muchas cosas en común, pero también albergan diferencias muy significativas.

La Ilustración y las revoluciones económicas, políticas y sociales acontecidas en el siglo XVIII sembraron las semillas que acabarían creando el mundo contemporáneo. Las ciudades reflejaron los cambios que transformarían la ciudad antigua en la ciudad industrial. La aparición de necesidades desconocidas y requisitos insólitos plantearon retos imposibles para las ciudades existentes en aquel momento. La planificación urbana fue adaptándose y evolucionando hacia urbes diferentes, pragmáticas, mercantilizadas y reguladas que se desarrollarían en plenitud durante el siglo XIX. La metamorfosis fue un viaje urbanístico realizado durante el Siglo de las Luces, con aportaciones y mutaciones que se convirtieron en auténticos embriones de la Ciudad Moderna.

Proponemos un itinerario por la historia urbana del siglo ilustrado, con etapas en ciudades que protagonizaron el cambio década a década. El recorrido parte de San Petersburgo y concluye en Washington con paradas en Karlsruhe, Nueva Orleans, Jaipur, Savannah, Nancy, Cincinnati, las Salinas de Chaux, Edimburgo, Lisboa, Londres, Bath o Guatemala.