13 feb 2021

Los espectros de Hegel y Schinkel evocan su Berlín.

El plano de Berlín en 1833 de W.B. Clarke y J. Henshall recoge el estado de la ciudad que vivieron Hegel y Schinkel: el “Berlin de Schinkel”.


Hegel y Schinkel coincidieron en el Berlin de principios del siglo XIX. Para el filósofo, acceder a la cátedra universitaria de la capital prusiana significaba la confirmación de su éxito. Para el arquitecto, fue su principal campo de trabajo y contribuyó de manera sustancial a su configuración. Tanto es así que se habla del Berlín de Schinkel para identificar aquella época tan singular.

Algunas veces, los espectros de Hegel y Schinkel abandonan sus tumbas y recorren juntos la ciudad intentando evocar los ambientes que vivieron.


1 dic 2020

Delimitaciones sin muros (aparentes): del henge primitivo al sutil ha-ha ilustrado.

Hay delimitaciones que conjugan la barrera efectiva con la continuidad visual sin muros aparentes. Ha-ha en Rousham Garden, Oxfordshire, Gran Bretaña [Fuente: Jack Wallington Garden Design]

Vamos a aproximarnos a dos casos con ciertas similitudes en su operatividad que se encuentran muy distanciados en el tiempo, aunque están cercanos en el espacio. El primero fue una práctica neolítica, característica del sur de Gran Bretaña, basada en la excavación de zanjas y la creación de terraplenes contiguos siguiendo trazados circulares u ovalados: los henge. El segundo surgió varios milenios después, en el siglo XVIII, también en Inglaterra. Fue un curioso sistema inventado para los jardines paisajistas ingleses que pretendía marcar los límites de tal forma que pasaran desapercibidos desde el interior: los ha-ha.
El muro es el paradigma de la delimitación espacial, pero antes de que estas barreras se convirtieran en el recurso habitual para determinar recintos urbanos, otros procedimientos cumplieron misiones similares. Por ejemplo, los hombres primitivos, con tecnologías elementales y obligados a contar solamente con los recursos del entorno, definieron lugares por medio de sencillos movimientos de tierra, aunque las delimitaciones sin muros no son una cuestión exclusiva de la Prehistoria.

 

23 nov 2020

El edificio Residencial Cabot, diseñado por Taller de Ideas, recibe reconocimientos públicos: mención en los Premios ASPRIMA-SIMA 2020 y finalista del III Premio Ciudad y Territorio Albert Serratosa.

Edificio Residencial Cabot desde la Plaza del Campillo del Mundo Nuevo.

El edificio Residencial Cabot, promovido por AEDAS Homes y proyectado por Taller de Ideas Arquitectos Asociados en la Plaza del Campillo del Mundo Nuevo, en pleno Rastro madrileño, está recibiendo diversos reconocimientos públicos:

En diciembre de 2019 fue finalista del III Premio Ciudad y Territorio Albert Serratosa, promovido por la Fundación Caminos, dentro de la categoría de Actuaciones de Carácter Local.

En octubre de 2020, ha recibido una mención en los Premios ASPRIMA-SIMA 2020, promovidos por la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (ASPRIMA) y el Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA) que dirige Planner Exhibitions. La mención se ha obtenido dentro de la categoría de Mejor iniciativa en regeneración urbana.

21 sept 2020

El “elginismo”: arquitectura trasplantada por expolios y ambiciones (con el ejemplo del palacio del Canto del Pico de Torrelodones)

Palacio del Canto del Pico en Torrelodones, un ejemplo de “elginismo” hispano. (Foto: David Melchor Díaz. Vía: flickr)

Sir Thomas Bruce, 7º conde de Elgin, aprovechó su misión diplomática en Atenas para llevarse esculturas del Partenón a su país (el conjunto, conocido como Elgin Marbles, se encuentra en el Museo Británico de Londres). Su contemporáneo Lord Byron arremetió contra él por esa acción y lograría que su nombre quedara asociado al expolio de obras de arte y, en particular, de arquitectura. En este caso, el elginismo supone el traslado de partes de edificios (y en ocasiones de la construcción completa). El paradigma del elginismo moderno fue el multimillonario William Randolph Hearst (el ciudadano Kane de Orson Welles). Su castillo californiano se construyó como una especie de Frankenstein arquitectónico con partes extraídas de lugares muy diversos.

España ha sido uno de los países que ha sufrido un expolio arquitectónico importante, teniendo a los Estados Unidos como destino habitual. Aunque sin salir del país también hay casos de elginismo hispano. Uno de los más destacados es el palacio del Canto del Pico de Torrelodones, la casa-museo que levantó el tercer Conde de las Almenas en 1922 con piezas de muchas procedencias españolas. El palacio, que protagoniza la silueta en el acceso a la sierra madrileña desde la capital, tuvo un periodo de vinculación con Francisco Franco y su familia que lo marcaría. Hoy el edificio está abandonado, prácticamente en ruina, y espera una oportunidad de redención que no acaba de llegar.

18 ago 2020

Tallar y Plegar: simulaciones arquitectónicas de joyería y origami (en Oporto y Almadén)


Tallar y plegar son técnicas de transformación material que inspiran formalizaciones arquitectónicas, aunque en realidad sean simulaciones de las mismas. La Casa da Música de Oporto aparece como una joya facetada mientras que la Capilla de Valleacerón se levanta como un prodigio de origami arquitectónico. Arriba imágenes de los edificios, debajo de sus maquetas de papel.
Los trasvases de técnicas entre disciplinas artísticas estimulan experimentaciones que suelen ser fructíferas para la receptora. Tallar y Plegar son dos de esas inspiraciones cruzadas que se han convertido en metáforas para el diseño arquitectónico, porque no pueden ser reales dado que la arquitectura ni se talla ni se dobla, sino que se construye y se ensambla (aunque el resultado final aspire a simular facetas o pliegues).
Vamos a estudiar dos casos. El primero se presenta como una joya tallada de tamaño monumental: la Casa da Música de Oporto proyectada por OMA (Rem Koolhaas). El segundo parte de un plano plegado que configura la pequeña capilla privada que S+MOA (Sancho y Madridejos) diseñaron en una finca privada de Almadén, en España.
Ambas obras permiten realizar una maqueta de papel en continuidad, aunque no es lo mismo desarrollar un poliedro que plegar un plano. Desarrollar es un proceso analítico-descriptivo que presenta las caras delimitadoras del objeto en un único plano y continuas, pudiendo ser dobladas hasta restituir el volumen. Por el contrario, el plegado de un plano siguiendo el sistema del origami puede convertirse en un proceso de creación espacial en el que los pliegues van definiendo las superficies constituyentes.

26 jul 2020

Geometría urbana: los polígonos regulares como fundamento configurador de plazas.



Grammichele es una ciudad siciliana en la que la geometría urbana es omnipresente.
En este artículo vamos a adentrarnos en la geometría urbana, aproximándonos a ella de manera fragmentaria por cuatro razones. La primera es que nos limitaremos a examinar un tipo de espacio urbano muy concreto: las plazas. La segunda es que adoptaremos un punto de vista exclusivamente bidimensional, fijándonos en el plano del suelo. La tercera es que solo prestaremos atención a un aspecto de esas plazas: su delimitación. Finalmente, la cuarta y última razón, es geométrica, ya que atenderemos únicamente a los polígonos regulares como fundamentos configuradores de las mismas.
Convocaremos así a triángulos equiláteros, cuadrados, pentágonos, hexágonos y demás figuras planas perfectas de lados y ángulos iguales. Se compone así un embrionario catálogo de plazas poligonales regulares a lo largo de todo el mundo.

4 jul 2020

Vivir una casa de Wright: de las “casas de la pradera” a las “casas usonianas” (pasando por la “casa de la cascada”)


Las casas de la pradera iniciaron las investigaciones sobre la vivienda unifamiliar de Wright y las casas usonianas las concluyeron. Ambos conjuntos muestran similitudes y diferencias importantes. Arriba, la Robie House, considerada la cumbre de las Prairie Houses. Debajo, la Winckler Goetsch House, una de las más destacables casas usonianas.
Frank Lloyd Wright es uno de los pilares fundamentales del Movimiento Moderno. Tuvo una larga vida y una dilatada carrera profesional dotada de una creatividad extraordinaria. Fue un “tradicionalista revolucionario” genial que, además, supo crear escuela.
Realizó una obra muy numerosa y variada, aunque la arquitectura residencial unifamiliar fue uno de sus ámbitos preferidos. En ese tipo de viviendas buscó crear un estilo “genuinamente americano” que tuviera una relación intensa con la naturaleza exterior a través de una nueva configuración espacial y de un lenguaje formal de gran simplicidad aparente, todo ello sin perder la funcionalidad y el confort. Las “casas de la pradera” de sus comienzos en Chicago se convirtieron una de las más poderosas imágenes visuales de la arquitectura norteamericana. Sus posteriores y extrañas residencias californianas (etiquetadas por él como “casas de bloque textil”), darían paso a la excepción más singular de su producción: la “casa de la cascada”, su obra más famosa y quizá la vivienda más conocida de la arquitectura moderna para el público no especializado. En su última etapa, cercano a cumplir los setenta años, iniciaría una revisión de los planteamientos de las Prairie Houses para ofrecer viviendas asequibles y de calidad al americano medio: las “casas usonianas”.