16/8/2014

Nueva Orleans y el primer Jazz (música y ciudades)


Nueva Orleans. El Barrio Francés y músicos callejeros. Al fondo emerge el CBD. Fotografía de Jimi Casaccia.
Nueva Orleans es una ciudad diferente, quizá la más exótica y cosmopolita de los Estados Unidos. Lo es por sus particularidades geográficas, lo es también por su singular historia y por su peculiar hibridación social, aunque, sobre todo, destaca por sus aportaciones al acervo cultural occidental que le han proporcionado una aureola mítica como un lugar alegre, desprejuiciado y de diversión.
Una de sus principales contribuciones ha sido a la música. Nueva Orleans es reconocida como la cuna del jazz, allí se escucharon entre finales del siglo XIX y principios del XX, el Ragtime, el New Orleans Style o el Dixieland, ritmos y melodías que impulsaron el nacimiento de una de las manifestaciones culturales más importantes de nuestro tiempo.
En aquella ciudad multicultural de hace un siglo, se combinaron una serie de afortunados factores para lograrlo. Hoy Nueva Orleans es, lógicamente, una ciudad mayor y más compleja que hace cien años aunque, en la actualidad, todavía se está recuperando del desastre padecido con el huracán Katrina que la asoló en 2005.

15/8/2014

Este edificio ya no sirve (articulo en El País con la participación de Carlos Lahoz)

La sede central del FBI en Washington es uno de los edificios que van a ser desocupados y que afronta un futuro incierto.
El pasado 12 de Agosto, el periódico El País, publico un artículo sobre "reciclaje urbanístico", refiriéndose a las arquitecturas que han quedado obsoletas y se enfrentan a un incierto destino. El artículo, redactado por Paula Arantzazu Ruiz, contó con la participación de Carlos Lahoz, que fue consultado como experto.


11/8/2014

La ciudad como metáfora: Berlín de Lou Reed

Junto a las ciudades materiales, de piedra, acero, ladrillo u hormigón, emergen inseparables otras inmateriales que se conforman con historias, sueños, tópicos, recuerdos y otras cuestiones etéreas. En ocasiones, estas ciudades intangibles pueden adquirir más fuerza en el inconsciente colectivo que las reales, proyectando una poderosa imagen simbólica que transforma a la ciudad en una metáfora.
Berlín, es uno de esos casos. Durante una época fue una ciudad símbolo. Dividida en dos partes enfrentadas, la ciudad doble era la herida desgarrada a la que recurrieron muchos artistas como metáfora de la desesperanza, de la decadencia, del desengaño, de la falta de futuro. Pero además contaba con un sector occidental muy atractivo para una juventud que buscaba una vida bohemia y alternativa, alimentando nuevas metáforas.
Por todo ello, Lou Reed situó en Berlín su obra más oscura, trágica y dura, donde transcurrían dos vidas condenadas, perdidas en una decadencia insoportable. En 1973, publicó su tercer álbum en solitario: “Berlin”, un disco angustioso, cuyo inicial fracaso comercial no impidió que se convirtiera en una obra de culto. Lou Reed nunca lo interpretó completo en directo, hasta treinta y tres años después, en 2006, cuando Julian Schnabel dirigió un film-concierto sobre la obra, que originaría una película y un nuevo disco.

2/8/2014

Cuando el Plan de Bolonia era una referencia urbanística (y de izquierdas) para la intervención en los centros históricos de las ciudades (2.El Plan)

Bolonia es una ciudad italiana con una larga historia, cuyo nombre se asocia a cuestiones diversas. Por ejemplo, actualmente, el Plan de Bolonia es conocido por todo el mundo como el que adapta los programas de estudios universitarios para unificarlos dentro del espacio europeo, pero hace algunos años, el Plan de Bolonia era la singular e influyente propuesta de rehabilitación de su centro histórico.
El polémico e innovador Plan para el Centro Histórico de Bolonia, se convirtió, durante las décadas de 1970 y 1980, en una referencia para las intervenciones en la ciudad antigua.
Abordamos esta experiencia en dos etapas. En un primer artículo, ya nos aproximamos a la conformación histórica de Bolonia y a la particular idiosincrasia política de la ciudad tras la Segunda Guerra Mundial, que  hizo de ella un campo experimental para las ideas urbanísticas de la izquierda.
En esta segunda parte nos aproximaremos a las propuestas fundamentales del Plan, que desde su proclamado y radical contenido social, ofrecieron una rigurosa metodología de análisis morfológico, la determinación de tipos arquitectónicos, una exigente política de conservación o una decidida apuesta por la iniciativa pública. Hoy, cuarenta y cinco años después, el intenso debate que suscitó el Plan de Bolonia en toda Europa mantiene frentes abiertos, por eso, obviando algunas de las propuestas utópicas que realizó y aunque el contexto socioeconómico y cultural haya cambiado de forma muy notable, repasaremos la actualidad de algunas de sus ideas.

1/8/2014

II Edición del Master in URBAN INTERIOR DESIGN: Design of the Public Realm in Contemporary Cities

Hola a todos,
Como responsables del proyecto en Madrid, tenemos el placer de anunciar la II Edición del Master in URBAN INTERIOR DESIGN: Design of the Public Realm in Contemporary Cities, organizado por la Universidad San Pablo CEU y el Politecnico di Milano, con la colaboración de los Ayuntamientos de Madrid y Milán, el COAM y l'Ordine degli Architetti di Milano. El master se desarrolla en dos sedes, Madrid y Milán e incluye una práctica profesional en instituciones y empresas del sector. 
Empezaremos en Madrid el 27 de octubre y todavía está abierto el proceso de admisión. Creemos que a algunos de vosotros os podría interesar. Si así fuera, no dudéis en llamarnos o escribirnos para resolver cualquier duda o consulta a muid@ceu.es
Encontraréis información más detallada en la página web del Máster
La solicitud se realiza directamente en la página del POLI.Design, abajo tenéis todos los enlaces.
MORE INFO +
Un abrazo,
Belén Hermida + José Antonio Blasco + Carlos Lahoz + Carlos Martínez-Arrarás

26/7/2014

Cuando el Plan de Bolonia era una referencia urbanística (y de izquierdas) para la intervención en los centros históricos de las ciudades (1.Contexto)

Bolonia “la roja” inició un intenso debate sobre la restauración de los centros históricos de las ciudades.
Bolonia es una ciudad italiana con una larga historia, cuyo nombre se asocia a cuestiones diversas. Por ejemplo, actualmente, el Plan de Bolonia es conocido por todo el mundo como el que adapta los programas de estudios universitarios para unificarlos dentro del espacio europeo, pero hace algunos años, el Plan de Bolonia era la singular e influyente propuesta de rehabilitación de su centro histórico.
Abordaremos esta experiencia en dos etapas. En este primer artículo, nos aproximaremos a la conformación histórica de su casco antiguo y a la particular idiosincrasia política de Bolonia tras la Segunda Guerra Mundial, ya que fue gobernada por el Partido Comunista durante más de cincuenta años consecutivos y, salvo un paréntesis de cinco años, la izquierda sigue dirigiendo actualmente la ciudad (la Bolonia “roja” debido a su color característico, lo es doblemente por el  tinte político de sus gobernantes).
Esta circunstancia hizo de ella un campo experimental para las ideas urbanísticas de la izquierda, concretada en una estrategia innovadora sobre la restauración de los centros de las ciudades, que se convirtió, durante las décadas de 1970 y 1980, en una referencia para las intervenciones en la ciudad antigua, iniciando un debate que todavía sigue abierto en muchos aspectos.
En la segunda parte, abordaremos las propuestas fundamentales del Plan para el Centro Histórico de Bolonia y una reflexión sobre el mismo, desde la óptica que nos proporcionan los cuarenta y cinco años transcurridos desde entonces.

19/7/2014

“Torino Quadrata” y “Milano Rotonda”, divergencias en la forma urbana histórica de Turín y Milán.

La forma cuadrada de Turín antigua a la izquierda. La forma circular de Milán antiguo a la derecha.
La rivalidad urbana es una muestra muy particular de la competencia entre ciudades. Suele aparecer como consecuencia del tradicional antagonismo entre lugares próximos y de similar jerarquía, y se manifiesta con gran emotividad e incluso, en ocasiones, de manera irracional.
Turín y Milán mantienen una gran rivalidad, debido a su cercanía (posicional y de rango) y la expresan con un gran apasionamiento. Aunque en buena parte de la antigüedad, las dos ciudades tuvieron una importancia muy dispar, Turín y Milán llevan tiempo intentando superar una a la otra, esgrimiendo para ello los valores propios que cada ciudad considera excelentes y también las diferencias que las separan. Hay una divergencia entre ambas muy singular, ya que se encuentra en la raíz de su forma urbana. Porque, aunque las dos nacieron como colonias romanas, Turín se mantuvo como un cuadrado mientras que Milán evolucionó hacia el círculo.
Estas formas geométricas tan rotundas exponen dos configuraciones urbanas motivadas por estímulos diferentes. El núcleo histórico cuadrado de la capital piamontesa se conoce como Torino Quadrata y es la expresión de la racionalidad inquebrantable. En cambio, Milano Rotonda es la manifestación del pragmatismo, testimoniado en un casco antiguo que se transformó en un círculo como respuesta a las tensiones medievales.