26 nov. 2017

Nápoles, la identidad como producto de la diversidad (1).

Bahía de Nápoles con la imponente presencia del Vesubio al fondo. Vida y muerte como extremos de la intensidad napolitana.
Algunas comunidades humanas pretenden fundamentar su identidad en una teórica “pureza de raza” mientras que otras muestran orgullosas la original fusión de procedencias diversas. En realidad, la integridad inmaculada es un mito porque, incluso en los casos supuestamente virtuosos, se pueden rastrear “contaminaciones” ocultas.
Un testimonio de esto es la ciudad, la construcción humana que mejor refleja la complejidad que constituye cualquier sociedad avanzada. La ciudad es el espejo de la inevitable mezcla que ha ido sedimentándose a lo largo de la historia y representa la idiosincrasia de los residentes en cada momento. En algunas ciudades, esa amalgama cultural e identitaria se manifiesta en grado superlativo. Nápoles es una de ellas.
Nápoles es una ciudad intensa, poco dada al término medio y cuyos excesos se muestran tanto en una población pasional como en un escenario que muestra huellas de las múltiples culturas que lo han conformado en su larga y agitada historia. Por Nápoles pasaron griegos, romanos y bizantinos, también normandos y aragoneses, o franceses y españoles. Todos dejaron huellas profundas que han generado una ciudad única, dotada de una personalidad irrepetible.
Nos acercaremos a la ciudad italiana en dos etapas. Este primer artículo avanzará hasta el final de la Edad Media, dejando para el segundo la evolución a partir de entonces.

11 nov. 2017

¿Por qué Chicago es una ciudad especial?

El downtown de Chicago en primer término, destacando sobre la inmensa cuadrícula de su trazado.
Hay ciudades que destacan más allá de los datos de población o ratios económicos que las han encumbrado a los puestos altos de las jerarquías urbanas. Estas ciudades han logrado instalarse en un “Olimpo urbano” que alberga a las urbes determinantes en el devenir histórico de nuestra sociedad. Chicago es, sin duda, una de estas ciudades especiales.
Chicago es una ciudad relativamente joven (fue fundada en 1833), pero en su corta historia ha acumulado méritos suficientes para ingresar en ese selecto club de ciudades singulares. Para el acervo occidental, la sola evocación de la palabra “Chicago” es capaz de sugerir múltiples escenarios: la ciudad del Jazz, el legendario territorio de los gánsteres, el lugar donde nacieron los rascacielos, etc. Pero, además, para muchos, representa la aplicación a la gran ciudad del espíritu estadounidense y la concreción materialista del sueño americano. También es una muestra increíble de resiliencia urbana, sobreponiéndose a las desgracias y a los problemas con soluciones asombrosas, y es una ciudad brillante e innovadora que se ha convertido en un referente cultural internacional, especialmente en el campo de la arquitectura y de las ciencias sociales.