28 oct. 2017

La irregularidad creadora: Broadway y la generación de espacios urbanos en Nueva York.

Broadway supone la excepción a la trama regular característica de Manhattan. En la imagen, visión nocturna del Midtown de la isla en la que se aprecia el trazado sinuoso de Broadway sobre la base ordenada del ensanche de 1811. Destaca la iluminación de Times Square en la intersección de Broadway con la Séptima Avenida.
Broadway es un icono urbano mayúsculo. Su evocación nos traslada directamente a la isla de Manhattan. Pero, además, la palabra adquiere dimensiones míticas porque esa gran avenida es el símbolo del teatro neoyorquino (y especialmente de los musicales), aunque Broadway es mucho más.
Su testimonio sobre la memoria histórica de la ciudad (por ser el eje principal de la ciudad antigua o por seguir el camino indio que recorría la isla en toda su longitud); su “creadora” anomalía urbana en la trama ordenada de Manhattan; o, el hecho de ser una de las calles más largas del mundo, le proporcionan valores suplementarios que confirman su reconocimiento internacional.
Nos interesa particularmente su irregular trazado que, al enfrentarse al ensanche ortogonal de Manhattan, provoca situaciones urbanas excepcionales, generando algunos de los espacios más reconocidos de Nueva York. De esta forma, Broadway hilvana muchos de los lugares públicos más emblemáticos de la Gran Manzana, como Union Square, Madison Square, Times Square, o Columbus Circle.

20 oct. 2017

Taller de Ideas, en EL MUNDO: “La arquitectura de autor llega a la promoción residencial del nuevo ciclo”.

“Residencial Cabot” es un edificio de viviendas que TALLER DE IDEAS está desarrollando en el centro de Madrid para la empresa AEDAS HOMES.
Taller de Ideas Arquitectos Asociados (firma vinculada con Urban Networks) aparece referenciada con Residencial Cabot, un edificio de viviendas que está desarrollando en el centro de Madrid para la empresa AEDAS HOMES, en el artículo La arquitectura de autor llega a la promoción residencial del nuevo ciclo” que ha publicado hoy, 20 de octubre de 2017, el periódico EL MUNDO.
El artículo refleja cómo, al contrario de lo que sucedía durante el 'boom', el diseño se ha convertido en un elemento clave en los nuevos proyectos de vivienda.

14 oct. 2017

Lo que pasa en Las Vegas…, ¡ya se puede contar!

El cartel de bienvenida a Las Vegas saluda al visitante en el sur del Strip, manteniendo la imagen característica de los años cincuenta y sesenta.
La célebre frase “What happens in Vegas, stays in Vegas” (lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas), que asimilaba la ciudad a un agujero negro que retenía el lado salvaje de sus visitantes, está perdiendo su justificación.
La también apodada “Sin City” (Ciudad del pecado) está transitando en los últimos años hacia ambientes más “correctos”. La industria del entretenimiento, aunque el juego sigue fuertemente implantado, está apostando por el ocio familiar. La proliferación de espectáculos para todos los públicos o la estrategia de diversificación de la base económica de la ciudad, están consiguiendo el “blanqueamiento” de la imagen de Las Vegas. Es esta línea, muchos de los nuevos y gigantescos resorts surgidos a lo largo del Strip, ofrecen una edulcorada imagen similar a parques temáticos, relacionados con la historia (el antiguo Egipto, el imperio romano, o la idealización de un medievo artúrico) o con recreaciones combinadas de otras ciudades como Nueva York, París o Venecia.

7 oct. 2017

Venecia barroca y el nacimiento de la ópera moderna.

Santa Maria della Salute es uno de los principales emblemas arquitectónicos de la Venecia barroca.
En los siglos XVII y XVIII, la república veneciana era un estado en decadencia política, pero eso no le impediría disfrutar de un periodo de gran esplendor artístico. Durante el barroco, Venecia sería un centro de primer orden: la arquitectura levantaría algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad; la pintura desarrollaría nuevas fórmulas, como las famosísimas vedutte (destacando las de Canaletto); o, la música asistiría al comienzo de la ópera moderna, con la apertura de las representaciones a todas las clases sociales (abonando el precio de una entrada). Esta decisión sería determinante para el desarrollo del género: arrancaba la ópera como negocio.
Así, en la cosmopolita, espléndida y divertida Venecia barroca, aquel género que unía teatro y música, nacido años atrás en Florencia para el disfrute de la nobleza, se convertiría en una fórmula de gran éxito popular, conjugando la cultura con el entretenimiento. En aquel entonces, la ciudad construiría espectaculares iglesias (como Santa Maria della Salute) y fastuosos palacios que cambiarían su imagen, así como teatros de ópera (fijando el modelo de “teatro a la italiana”) que la convertirían en la capital lírica del mundo durante décadas.