27 ago. 2019

Descubrir la ciudad jugando: persiguiendo lechuzas (o búhos) por Dijon.


Descubrir la ciudad puede ser parte de un juego atractivo para niños, pero también para adultos. En la imagen una de las “pistas” de “Le Parcours de la chouette” que hilvana los principales monumentos de la Dijon histórica. (Fuente: https://voyagerenphotos.com/2017/10/visiter-dijon-week-end/)
En nuestro tiempo de sofisticadas tecnologías de orientación y donde la realidad aumentada es capaz de mostrarnos sorprendentes escenarios virtuales, descubrir la ciudad siguiendo los sistemas “tradicionales” puede parecer un anacronismo. Pero no es así. Pasear con tiempo, sin la ayuda de los navegadores, interpretando planos y dejándose llevar por las sugerencias de la arquitectura, prestando atención a los detalles, sigue siendo la mejor manera de profundizar en una ciudad. Desde luego, esto es así para las generaciones “analógicas”, pero también para los nativos digitales y particularmente para los niños. Porque la ciudad es un poderoso y estimulante campo abierto a muchos tipos de juego, algunos de ellos relacionados con la misma experiencia espacial que puede resultar divertida y apasionante.
Algo de eso sucede en Dijon. La monumental capital de la Borgoña francesa ofrece una entretenida opción para ser explorada jugando a perseguir chouettes (lechuzas o buhitos, el ave simbólica de la ciudad) que apuntan direcciones y llaman la atención sobre los principales hitos arquitectónicos y urbanos. “Le parcours de la chouette” es una manera de descubrir la ciudad jugando. Da igual la edad que se tenga.