31 ago. 2013

El Berlín de Wim Wenders (Berlín en la década de 1950, la ciudad-doble)

Imagen de la espectacular primera escena de “In weiter Ferne, so nah!”, un travelling aéreo alrededor de la Columna de la Victoria (Siegessäule) que preside el Tiergarten de Berlín.
La construcción de la identidad inmaterial de las ciudades debe mucho al cine. La creación de imágenes alimenta mitos urbanos que pueblan nuestra mente forjando nuestra concepción sobre ellas. En algunos casos afortunados se produce una magia especial entre el contenido y la ciudad elegida. Berlín es uno de estos casos.
Wim Wenders dirigió en 1987 una historia doble, sobre dos mundos, el de los ángeles y el de los  mortales (Himmel über Berlin, El Cielo sobre Berlín). Berlín era el escenario perfecto para representarla dada su condición de Ciudad Doble, dividida por el Muro de la vergüenza. En este juego de duplicidades, Wenders rodó una segunda parte en 1993 (In weiter Ferne, so nah!, ¡Tan lejos, tan cerca!), con la ciudad iniciando su esforzada reunificación, y la metáfora urbana volvió a encajar para encarnar la reunión de los dos universos.
Las películas son un complejo ejercicio de gran belleza, en las que la ciudad se convierte en el vehículo simbólico ideal para trasladar sus mensajes.
Aprovecharemos la referencia para acercarnos a la construcción de la Ciudad Doble en el Berlín de la década de 1950.

3 ago. 2013

Queens, el mayor distrito de Nueva York (evolución antes de la anexión)

El Queens Museum Of Art (QMA) conserva la asombrosa maqueta de Nueva York realizada con motivo de la Exposición Universal celebrada en 1964.La maqueta de casi 900 metros cuadrados fue actualizada en 1992. El distrito de Queens aparece abajo a la izquierda, enfrentado al Upper East Side de Manhattan.
El Condado de Queens fue, durante varios siglos, un apacible entorno rural de granjeros. Pero, durante la segunda mitad del XIX comenzó a sufrir la presión urbanizadora procedente de Nueva York y Brooklyn.
En 1898 se decidió integrar Nueva York con todo su entorno formando el Gran Nueva York para lo cual fueron anexionados a la City, parte del Condado de Westchester, y los condados de Kings, Queens (casi completo) y Richmond.
Pero si los “reyes” (Condado de Kings-Brooklyn) aceptaron finalmente su integración en Nueva York, las “reinas” (Condado de Queens) fueron menos dóciles. De hecho, mientras que la parte occidental del condado acabó siendo anexionada, los municipios orientales se rebelaron y constituyeron un nuevo condado independiente (Condado de Nassau).