26 mar. 2018

Cómo potenciar un río menor: de la “playa” del Manzanares a Madrid-Río.


Madrid-Rio ha permitido a la capital reconciliarse con su río proporcionándole, además, un inusitado protagonismo (en la imagen el Puente Monumental de Arganzuela, diseñado por Dominique Perrault).
Muchas de las grandes ciudades nacieron vinculadas a un rio importante que, históricamente, facilitó el transporte generando prosperidad. Pero Madrid es diferente. No tuvo una vocación inicial de capital, como pone de manifiesto su origen militar, y por eso no importó fundarla junto a un rio menor. De hecho, la ciudad se desarrollaría a espadas del pequeño Manzanares, que quedaría arrinconado y menospreciado, sufriendo un olvido secular.
Pero la admiración que suscitaban los imponentes cursos de agua de las principales capitales europeas llevaría a que, en un momento dado, la capital de España se planteara disimular las carencias de ese “aprendiz de río”, como lo llamó Quevedo. Aprovechando canalizaciones y embalsamientos, el Manzanares aparentó llevar un caudal mayor y se convirtió en escenario para el ocio y el deporte al aire libre de los madrileños (con una ¡playa de Madrid! o un complejo de piscinas situadas en una “isla”). No obstante, esto sería un espejismo y el rio volvería a ser despreciado al verse constreñido por una autopista trazada por sus dos orillas (la M-30). Todo cambiaría a comienzos del siglo XXI, con el soterramiento parcial de esa vía de circunvalación y la creación de Madrid-Río, el gran parque urbano que ha permitido a Madrid redescubrir su río e integrarlo definitivamente en la vida ciudadana.

10 mar. 2018

Oxford Street y Regent Street, dos calles de Londres que representan lo espontáneo y lo planificado en los trazados urbanos.

La monumentalidad y uniformidad de estilo de la arquitectura de a planificada Regent Street (arriba, imagen de The Quadrant) contrasta con la espontánea diversidad de Oxford Street (debajo).
Las calles de la ciudad suelen tener dos orígenes principales (aunque no son los únicos). En el primero de ellos, las calles surgen como consolidación espontánea de caminos preexistentes, mientras que en el segundo son el resultado de un trazado que sigue un proyecto predeterminado. En este artículo, vamos a explorar lo espontáneo y lo planificado en la urbanización de la ciudad, recurriendo al ejemplo de las calles, acercándonos a las circunstancias de cada tipo y a sus implicaciones.
Aunque todas las ciudades cuentan con muestras de ambos modelos, nos dirigimos a Londres, concretamente a Oxford Street y Regent Street, dos calles muy singulares del centro de la capital británica por diversas razones. Una de ellas es, precisamente, morfológica, porque la primera supone la consolidación espontánea de un antiguo e importante camino romano, mientras que la segunda procede de uno de los proyectos pioneros en la planificación londinense.

3 mar. 2018

Cuatro libros sobre la historia de la ciudad moderna y contemporánea (tres clásicos y uno reciente).


Cuatro libros sobre la historia de la ciudad moderna y contemporánea (tres clásicos y uno reciente).
Los grandes libros de historia del urbanismo suelen aparecer en periodos de desconcierto. Los autores, huérfanos de una posición incontestable, rastrean en el pasado hechos y teorías que pudieran aportar algo de luz a sus respectivos momentos.
Vamos a profundizar en cuatro libros que reflexionan sobre la ciudad moderna y contemporánea, publicados en tiempos de crisis, y que resultan imprescindibles para acercarse a la ciudad actual.
Tres de ellos son ya clásicos en la historiografía urbana, mientras que el cuarto es reciente. Todos pretenden establecer unas guías conceptuales que ordenen y justifiquen las transformaciones de la ciudad desde la Revolución Industrial hasta nuestros días. Han sido publicados en un plazo casi exacto de 50 años: el primero, el de Françoise Choay en 1965 (El Urbanismo, Utopías y Realidades); unos 25 años después lo hicieron el de Peter Hall (1988, Ciudades del mañana. Historia del Urbanismo en el siglo XX) y el de Benedetto Gravagnuolo (1991, Historia del Urbanismo en Europa 1750-1960); para finalizar la serie con la aparición en 2016 del libro de Carlos García Vázquez (Teorías e historia de la Ciudad Contemporánea).