15 jul. 2012

África, multiverso urbano. Egipto y la colonización del desierto: El caso de las Nuevas Ciudades del Gran Cairo.


Las nuevas ciudades en construcción en la región del Gran Cairo. 1. 6 de Octubre; 2. El-Sheikh Zayed; 3. 15 de Mayo; 4. El-Obour; 5. 10 de Ramadan ; 6. El-Badr; 7. El-Shorouk: 8. New Cairo
La creación de nuevas ciudades ha sido una estrategia histórica para controlar y dirigir el crecimiento urbano y el desarrollo territorial. Desde la década de 1970, el gobierno egipcio ha ido creando nuevos asentamientos a lo largo de todo el país, que colonizaban el desierto para descongestionar el valle del Nilo. El caso más emblemático y numeroso lo ofrecen las Nuevas Ciudades construidas en el Gran Cairo.
Las primeras propuestas (6 de Octubre y 10 de Ramadan) tardaron mucho tiempo en consolidarse pero hoy son una realidad. En los últimos años, una nueva generación, la tercera, coloniza el desierto al este de El Cairo. Allí, New Cairo, se está convirtiendo en una especie de “ciudad gemela” que, si cumple sus previsiones, alcanzará en 2027 los seis millones de habitantes.


Egipto y las nuevas ciudades como estrategia de control territorial y demográfico
En la década de 1970, el gobierno egipcio lanzó una estrategia de desarrollo territorial que se apoyaba en la creación de Nuevas Ciudades. Hubo dos objetivos principales:
  • Contener el crecimiento descontrolado e informal de las ciudades que se reflejaba en las grandes extensiones de infravivienda.
  • Limitar los crecimientos de las ciudades existentes proponiendo nuevos asentamientos urbanos alternativos, autosuficientes, con capacidad de atraer a la población.

Las Nuevas Ciudades proporcionarían un nuevo hábitat urbano para acoger la migración de los entornos rurales y serían una salida para los crecimientos internos, evitando mayores sobrecargas a las congestionadas ciudades existentes. Además, se pretendía ir trasladando paulatinamente parte de la población que habitaba los barrios de infravivienda mejorando así su situación.
En un primer momento, se programaron 18 nuevas ciudades para todo Egipto, que pasaron a ser 20 a mediados de los ochenta, para llegar a las 44 actuales. Se creó una institución específica para desarrollar la mayoría de ellas, la NUCA (New Urban Communities Authority), que está construyendo, en la actualidad, 23 de esos nuevos asentamientos en diferentes localizaciones del país.

El Cairo y la colonización del desierto
Los problemas afectaban prácticamente a todas las ciudades principales de Egipto, pero alcanzaban cotas extraordinarias en el área metropolitana del Cairo, que se había convertido en una de las mayores aglomeraciones urbanas del mundo. La extensa área metropolitana del Cairo reúne territorios de tres gobernaciones (provincias) egipcias (Cairo, Giza y Qalyubia) que han sido integrados en una entidad conjunta denominada Gran Cairo (Greater Cairo, Al-Qāhira Al-Kubra). Desde esta, se gestionan cuestiones fundamentales como por el ejemplo la red de transporte.
En diferentes momentos, el Gran Cairo vería nacer ocho de las Nuevas Ciudades que se programaron (la numeración corresponde con la imagen del principio):
  1.  6 de Octubre
  2. El-Sheikh Zayed
  3. 15 de Mayo
  4. El-Obour
  5. 10 de Ramadan (algunos autores no consideran a esta ciudad como parte de la estrategia metropolitana del Gran Cairo ya que fue planificada como una entidad totalmente independiente y bastante alejada por su ubicación en la vía que une El Cairo e Ismailía)
  6. El-Badr
  7. El-Shorouk
  8. New Cairo

Ubicación de las Nuevas Ciudades en el Gran Cairo
Estas nuevas ciudades han ido colonizando el desierto próximo a El Cairo, en un programa de obras espectacular, con impresionantes movimientos de tierras y tráfico de hormigoneras. Miles de viviendas y espacios para actividades económicas o entretenimiento se están levantando a gran velocidad, aunque muchas de estas edificaciones están todavía desocupadas.
Las nuevas ciudades cairotas ofrecen un panorama diverso, tanto por su estado de desarrollo, como por las diferencias de modelo. Las que iniciaron el programa, hace más de tres décadas, como 6 de Octubre o 10 de Ramadán, fueron habitadas muy lentamente, pero en la actualidad están cerca de cumplir sus objetivos. De hecho ya se está planificando una gran ampliación de 6 de Octubre.
Esta ralentización es debida a las muchas las dificultades a las que se enfrentan.
Por ejemplo, respecto a la movilidad. Las distancias internas son grandes (en algunos casos los espacios libres superan el 60% del total) y requieren una adecuada propuesta de transporte. Pero, el transporte público no está suficientemente integrado y todavía no da el servicio ni los precios necesarios para favorecer su uso. Hay que tener en cuenta que los propietarios de automóviles no superan el 11% de la población.
Por otra parte, las Nuevas Ciudades se alejan de la tradición comercial y económica del viejo Cairo. De hecho prohíben estos pequeños negocios, muchas veces irregulares, estrechamente vinculados a las calles y a la densidad humana, a la que tanta población se dedica. Se calcula que pueden suponer el 40% de la actividad.
También, se está produciendo una especulación galopante que dificulta la consecución de los objetivos, especialmente los que pretendían que las nuevas ciudades fueran la alternativa a los crecimientos incontrolados de la ciudad. Los habitantes de las zonas de infravivienda no pueden acceder (y quizá tampoco lo deseen al comparar la vitalidad del Cairo y el alejamiento de estas nuevas ciudades).

Tres generaciones de Nuevas Ciudades
Las Nuevas Ciudades han sido concebidas en tres grandes etapas con rasgos diferenciados entre ellas.
La primera generación comenzó a tomar cuerpo a finales de la década de 1970. Estos asentamientos comparten el objetivo de convertirse en ciudades autosuficientes. Por eso, una importante proporción de las mismas es suelo industrial, que debía impulsar la formación de nuevos polos de desarrollo económico. El gobierno favoreció la implantación de las empresas con subvenciones que reducían el precio del suelo y exenciones de impuestos. En 2008 estas áreas alojaban más de 2.700 industrias y daban empleo a más de 250.000 personas. Pero este éxito no corría paralelo a la propuesta residencial que era ocupada muy lentamente.  
Estas ciudades fueron planificadas completamente, siguiendo los criterios racionalistas de zonificación, segregando los usos  sin posibilitar la mezcla de los mismos.
La segunda generación, planteada a partir de la década de 1980, modificó el rumbo anterior. Ya no pretendían ser ciudades autónomas funcionalmente, sino que se plantearon como complementos a otras preexistentes. Estas nuevas ciudades se integraban en un cuerpo mayor, estructurado desde una red de transporte que alimentaba el conjunto. Además ofrecerían una nueva oferta residencial para las clases medias-bajas. Fueron, por lo tanto, asentamientos fundamentalmente residenciales con muy poco suelo destinado a otras actividades.
La planificación urbana es distinta a la anterior. No hay un planteamiento global cerrado, sino un trazado general sobre el que se arraciman una serie de piezas carentes de definición precisa. Las piezas, actúan como barios yuxtapuestos que se conectan a las infraestructuras principales y son implementadas por promotores inmobiliarios, que las han adquirido en subastas, y que cuentan con bastante libertad formal.
Modelo de organización propuesto por el Ministerio de Vivienda en 2002 (proyectado por Archplan/ Dr. Ayman Ashour) y su adecuación en el caso de New Cairo.

Finalmente la última, la tercera generación, se propuso en la década del 2000. Extiende las nociones de la segunda siendo en general ciudades integradas o vinculadas a otra con la que se convierten en un nuevo organismo completado con usos nuevos y necesarios. En este sentido pueden aparecer nuevas propuestas residenciales (particularmente para las clases medias) o espacios para nuevos usos económicos). El ministerio de vivienda aportaba modelos como sugerencia para que los promotores los adaptaran. El caso de New Cairo es paradigmático, su distribución en sectores es desarrollada por múltiples promociones fragmentarias en las que algunas de esas partes alcanzan una gran identidad propia, sobrepasando en protagonismo al del marco del asentamiento.

6 de Octubre. Esquema inicial y ortofoto actual (google earth)
6de Octubre. Ampliación sur, esquema general y área central
Ejemplo de Primera Generación: Ciudad “6 de Octubre” (Madinat as Sādis min Uktūbar)
Una de estas nuevas ciudades fue 6 de Octubre, ubicada en la zona oeste del Gran Cairo. La ciudad nació a partir del Decreto nº 504 de 1979 bajo el gobierno de Anwar El Sadat. Su denominación conmemora el enfrentamiento egipcio-israelí de 1973 y el día de las fuerzas armadas egipcias. Llegó a ser capital de una de las Gobernaciones egipcias (equivalente a provincias), ya que se creó una específica en 2008 segregándola de Giza, aunque en 2011 se disolvió reintegrándose en la Gobernación de Giza. Las gobernaciones son la base de la estructura territorial de Egipto, y son equivalentes a provincias. Desde 2011, son 27.
6 de Octubre fue planificada con una gran superficie industrial que, incluso, se ha visto ampliada. No así las áreas de recreo o verdes que se han visto modificadas. Su población actual ronda las 680.000 personas y las previsiones de la NUCA la llevan hasta los 5 millones y medio gracias a la gran ampliación que se está preparando por el sur.
Entre 2009 y 2011 se ha estado planificando la segunda fase de la ciudad. Para ello se ha desarrollado un Máster Plan de la misma realizado por la firma alemana  AS&P (Albert Speer & Partner), en colaboración con la firma de El Cairo, Archplan (dirigida por el Dr. M. Ayman Ashour). La ordenación abarca 400 hectáreas.
Además de 6 de Octubre, en el área metropolitana de El Cairo se iniciaron otras ciudades de esa primera generación:
  •  10 de Ramadan City, al noreste del Gran Cairo, en la vía que conecta la capital con Ismailía, km. 46 (D. nº 249/ 1977)
  • 15 de Mayo City, al sureste del Gran Cairo, próxima a Helwan (D. nº 119/ 1978)

En el resto del país destacan:
  • Sadat City, entre El Cairo y Alejandría  (D. nº 123/ 1978)
  • Nueva Burj Al Arab, al noroeste del país, en la proximidad de Burj Al Arab (D. nº 506/ 1979)
  • Nueva Salheya (al norte del país, entre Zagazig e Ismailía, (D. nº 1237/ 1982)
  • Nueva Damietta (en el norte del país, en el litoral mediterráneo a 4,5 km. al oeste de Damietta. (D. nº 546/ 1980)
  • Creación de varios asentamientos turísticos en el litoral mediterráneo por el Decreto nº 540 de 1980 (Los tres ejemplos situados en la autopista que une Alejandría con Marsa Matruh: Marakia, entre los kilómetros  50,5 y 52; Marabila, entre el  66,25 y 67; y el exclusivo Porto Marina El Alamein entre el 94 y 105)


Sheikh Zayed City en relación a 6 de Octubre
Ortofoto de Sheikh Zayed City (google earth) con las "celulas"
Ejemplo de Segunda Generación: Sheikh Zayed City (Madinat Al sheikh Zayed)
En los años ochenta fueron iniciándose las nuevas ciudades de segunda generación. Como se ha comentado el cambio de planteamiento fue radical, estos nuevos asentamientos se vinculan a otros preexistentes como complemento fundamentalmente residencial olvidando la estrategia de autosuficiencia de los “polos de desarrollo” anteriores.
Entre ellas, destaca en el oeste del Gran Cairo, la nueva ciudad de Sheikh Zayed City, creada a partir del Decreto nº 235 de 1995. Su denominación homenajea al jeque Zayed bin Sultan Al Nahyan (1918-2004), primer presidente de los Emiratos Árabes Unidos y gobernador del emirato de Abu Dhabi, que promovió los Fondos de Inversión necesarios para su puesta en marcha.
Se ubica en continuidad con 6 de Octubre, formando un cuerpo mayor y posibilitando una oferta residencial y de ocio mayor. Su población actual es de 150.000 personas y se estima, según las previsiones de la NUCA, que llegue a 675.000 cuando se complete.

Además de Sheikh Zayed City, otras ciudades de la segunda generación dentro del Gran Cairo son:
  • Badr City, al noreste del Cairo en la carretera que une la capital con Suez (D. nº 335/1982)
  • El Obour, al noreste del Cairo en la carretera que une la capital con Ismailía, (D. nº 1290/1982)
  • Al Shorouk City, al noreste, entre las carreteras que unen la capital con Ismailía y con Suez (D. nº 326/1995)

Y en el resto del país:
  • Nueva Menia en el norte del país, cerca de Menia (Minya) (D. nº 278/1986)
  • Nueva Nubariya, entre El Cairo y Alejandría (D. nº 375/1986)
  • Nueva Beni Suef, (D. nº 643/1986)
  • Golfo de Suez Norte, (D. nº 458/1993)


Esquema general de New Cairo
Dos etapas en New Cairo. La ejecución de infraestructuras y el desarrollo de la edificación, adaptando los modelos propuestos por el ministerio.
Ejemplo de Tercera Generación: New Cairo (Al-Qāhira el-Gedīdah)
New Cairo es la mayor de las nuevas ciudades creadas en la región del Gran Cairo. Su extensión la convierte en una suerte de “gemela” del viejo Cairo. New Cairo parte del Decreto nº 191 del año 2000, en el que se propusieron cinco nuevos asentamientos en la zona este del Cairo, en el entorno del Ring Road, con la intención inicial de alojar algo más de un millón de personas (entre 200 y 300.000 en cada caso).
Finalmente los asentamientos números 1, 3 y 5, se fusionaron en una entidad mayor cuya superficie fue ampliada considerablemente, hasta el punto de pasar a ser reconocida como una Nueva Cairo por sus instituciones promotoras (la 2 se convertiría en reserva futura y la 4 tendría problemas con la ampliación del aeropuerto). El nuevo planteamiento pasó de una superficie inicial de 7.500 feddan (31,5 millones de metros cuadrados) a 27.500 (más de 115 millones). Un feddan es la medida de superficie egipcia equivalente a un rectángulo de 60 por 70 metros, es decir, 4.200 metros cuadrados.
Los cinco asentamientos se habían planificado con criterios claros acorde a las ideas de esa tercera generación de nuevas ciudades:
  • Tendrían una superficie de unos 1.400 feddan (588 hectáreas) para 250.000 habitantes con una densidad en torno a 180 hab/fedán (450 hab/ha. que con la media familiar egipcia actual en torno a 5 personas por familia llevarían a unas 90 viv/ha.)
  • Cada asentamiento incluirá actividades múltiples, residencia, trabajo, comercio y se vería rodeado de un cinturón verde con actividades de ocio.
  • Tendrían tres niveles estructurales. El primero (ciudad), con los equipamientos públicos generales. El segundo (distrito), ya que cada asentamiento se dividiría en 4 o 5 distritos de unas 50.000 personas cada uno. El tercero (barrio), con 4 o 5 para cada distrito. Habría dos tipologías de barrio: los de clase media-baja para 10-15.000 habitantes y los de clase media-alta entre 8 y 12.000 habitantes. Los primeros ocuparían el 70% del total.
  • Se incluirían áreas industriales, fuera del cinturón verde, alejados 1 o 2 kilómetros pero conectados con el centro.
  • Dada la proximidad de los cinco asentamientos, se construiría un gran Centro Principal que diera servicios a todos.

La integración de los asentamientos para conformar New Cairo, modificó algunas de estas premisas. La nueva ciudad se reagrupó en dos sectores (norte y sur), cada uno de ellos con tres distritos. Se incorporó un nuevo tipo de vivienda para las clases altas, las villas, que llegarían a representar el 53,5% del suelo residencial. En la zona noreste de New Cairo se reservaron grandes parcelas para que, a partir de un trazado general, fueran desarrolladas en el futuro por las grandes compañías inmobiliarias ofertando villas o pequeños edificios en comunidad.
Detalle de Madinaty, en la parte noreste de New Cairo
New Cairo aloja varias universidades (AUC, GUC, BUE), grandes centros comerciales, parques, resorts y campos de golf (Katameya Heights,  JW Marriot) así como barrios residenciales  (Al-Rehab , Madinaty, etc.). Actualmente New Cairo alcanza los 900.000 habitantes, aunque las previsiones de la NUCA para 2027 elevan su población hasta los 6 millones.
New Cairo ha sido criticada y denunciada como una operación especulativa destinada a proporcionar vivienda de alto nivel para las clases de mayor poder adquisitivo del Cairo, dado que las ideas iniciales de creación de nuevos asentamientos para realojar a la población marginal, fueron olvidadas a favor de esos modelos de alto standing. Aunque sus defensores la presentan como el emblema del Cairo del futuro.

Además de New Cairo, la tercera generación de nuevas ciudades supuso una gran apuesta territorial, especialmente en el sur de Egipto:
  • Nueva Asuán, al norte de Asuán. (D. nº 96/1999)
  •  Nueva Fayún, al oeste de carretera El Cairo-Asiut (D. nº 193/2000)
  • Nueva Asiut, cerca de Asiut (D. nº 194/2000)
  • Nueva Ajmim, cerca de la ciudad de Ajmim  (D. nº 195/2000)
  • Nueva Suhag, cerca de Suhag (D. nº 196/2000)
  • Nueva Quena, cerca de Quena (D. nº 197/2000)
  • Nueva Tebas, cerca de Tebas y Luxor (D. nº 198/2000) (masterplan: Archplan (Dr. Ayman Ashour)


Conclusiones
La valoración del programa de Nuevas Ciudades en el Gran Cairo se mueve entre las visiones negativas, que hablan de objetivos defraudados y políticas equivocadas generadoras de mucha especulación, y los argumentos positivos que siguen apostando por lo que presentan como el único camino posible para abordar el complejo futuro del área.
Es cierto que las expectativas no se han cumplido y que, aunque se han implantado empresas e industrias en las nuevas ciudades (especialmente en las de la primera generación), muchos trabajadores se desplazan allí sin plantearse ser residentes de la ciudad en cuestión. No es fácil vencer la barrera de los altos precios ni sustituir la enorme vitalidad del viejo Cairo por la  monótona placidez de los nuevos asentamientos.
Las críticas al modelo, especialmente a los últimos desarrollos, también hacen hincapié en las grandes zonas verdes, con césped, campos de golf o piscinas que consumen grandes cantidades de agua (que se bombea desde el Nilo hacia el desierto); o en sus propuestas dirigidas hacia las clases de mayor poder adquisitivo.
El siguiente cuadro muestra la evolución de la población, desde los censos elaborados por la CAPMAS (Central Agency for Public Mobilization and Statistics es la agencia oficial de estadística en Egipto), así como las previsiones para el año 2027 que mantiene la NUCA, que esperan que las nuevas ciudades lleguen a acoger a más del 60% de la población del Gran Cairo.
Fuente: CAPMAS (Central Agency for Public Mobilization and Statistics) y NUCA (New Urban Communities Authority)

La NUCA está luchando por recuperar los objetivos iniciales y evitar los altos costes (durante muchos años el presupuesto destinado a las Nuevas Ciudades suponía el 22% de la inversión del ministerio de obras públicas); la especulación (se calcula que en los últimos quince años el precio del suelo se ha multiplicado por 10), o las bajas tasas de ocupación. Pero también desde la NUCA se advierte de que  el desierto es la única vía de futuro, que no hay alternativa para el crecimiento imparable de la aglomeración.
El Cairo aspira a seguir manteniendo su posición de liderazgo en el mundo árabe convirtiéndose en una ciudad global, capaz de atraer capital y poder competir con el resto de mundo, más allá de su indudable potencia cultural y turística. Para ello, las posibilidades e imagen de modernidad que ofrecen las Nuevas Ciudades son claves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

urban.networks.blog@gmail.com