3 ago. 2013

Queens, el mayor distrito de Nueva York (evolución antes de la anexión)

El Queens Museum Of Art (QMA) conserva la asombrosa maqueta de Nueva York realizada con motivo de la Exposición Universal celebrada en 1964.La maqueta de casi 900 metros cuadrados fue actualizada en 1992. El distrito de Queens aparece abajo a la izquierda, enfrentado al Upper East Side de Manhattan.
El Condado de Queens fue, durante varios siglos, un apacible entorno rural de granjeros. Pero, durante la segunda mitad del XIX comenzó a sufrir la presión urbanizadora procedente de Nueva York y Brooklyn.
En 1898 se decidió integrar Nueva York con todo su entorno formando el Gran Nueva York para lo cual fueron anexionados a la City, parte del Condado de Westchester, y los condados de Kings, Queens (casi completo) y Richmond.
Pero si los “reyes” (Condado de Kings-Brooklyn) aceptaron finalmente su integración en Nueva York, las “reinas” (Condado de Queens) fueron menos dóciles. De hecho, mientras que la parte occidental del condado acabó siendo anexionada, los municipios orientales se rebelaron y constituyeron un nuevo condado independiente (Condado de Nassau).


Queens es el más extenso de los cinco distritos que constituyen la actual ciudad de Nueva York y su población, que asciende a los 2,3 millones de habitantes, es una amalgama de razas y comunidades.
Aquel territorio rural de antaño, se ha convertido en el principal punto de acceso internacional a Nueva York (y en parte también de acceso nacional) debido a que los dos aeropuertos de la ciudad (John F. Kennedy y La Guardia) se encuentran allí. Queens ofrece una actividad cultural intensa. En la década de 1940 fue el epicentro del Jazz del momento y desde entonces se han instalado numerosos museos y además, acoge buena parte de los estudios responsables de la producción cinematográfica de la ciudad. Y también es el distrito con mayor porcentaje de zona verde de la ciudad.

El lugar físico de Queens: la zona occidental de Long Island.
Queens, al igual que Brooklyn se encuentra en Long Island, ocupando su extremo occidental.
Long Island ya fue descrita en el artículo correspondiente a Brooklyn.
Topografía de Long Island, la extensa isla que acoge a Queens en su parte occidental (remarcado en rojo).
La parte ocupada por el Condado-Distrito de Queens tiene tres zonas bien definidas geográficamente. La primera corresponde con el territorio que queda al sur de la cadena de colinas que dividen la isla como una espina dorsal. Esta zona sur, cae suavemente desde las alturas hasta llegar a la Jamaica Bay, un brazo de mar que conforma casi una laguna interior salpicada de islas y que actualmente es en su mayoría un espacio natural protegido. En su momento las proximidades a las riberas eran terrenos pantanosos que dificultaron su aprovechamiento. Este territorio constituyó un township que se denominó Jamaica.
Al norte de las colinas quedan las otras dos zonas, cuyos límites están marcados por las desembocaduras de varios arroyos que casi las convierten en dos penínsulas que entran en el East River (que se encuentra al norte). El gran arroyo central que separa los dos sectores del Queens norte es Flushing Creek (también conocido como Flushing River, curso fluvial que vertebra un extenso parque de gran reconocimiento mediático por haber alojado dos exposiciones universales y ser el lugar de celebración del Open de Tenis de Estados Unidos).
Detalle de la topografía de la zona norte de Queens.
Al oeste de Flushing Creek queda la “península” occidental, separada de Brooklyn por el Newtown Creek que discurre por el suroeste.  La “península” oriental queda limitada por la Little Neck Bay. Estas dos “penínsulas” presentan un relieve más movido topográficamente que la zona sur y en ellas se constituyeron los municipios de Newtown y Flushing.

Las primeras colonias de Queens.
Los holandeses, que se habían colonizado la punta sur de Manhattan (Nueva Amsterdam), comenzaron a hacer lo mismo en el occidente de Long Island. En 1635 compraron terrenos a los indios nativos en el territorio de lo que en el futuro sería el Condado de Queens. Las primeras granjas se ubicaron en la zona de Astoria, Hunters Point y Dutch Kills, aunque sin constituir un núcleo identificable.
La primera colonia fue Maspat, asentamiento creado en 1642, en la cabecera del Newtown Creek. Pero un ataque indio forzó a abandonarla. Hasta 1652, una vez apaciguadas las relaciones con los indígenas, no retornaron los colonos. Pero a su vuelta no se dirigieron a Maspat, sino que fundaron un nuevo asentamiento, cercano pero más hacia el interior, que recibió el nombre de Middleburg.
En 1645, la Compañía Holandesa de las Indias occidentales impulsó la creación de una nueva colonia (en la ribera derecha del Flushing Creek), que se denominó  Vlissingen, en recuerdo del puerto de los Países Bajos.
Años más tarde, en 1656 se fundó un nuevo asentamiento, al sur de las colinas centrales, apoyándose en el antiguo camino utilizado por los indios y que estructuraba buena parte de la isla. Los holandeses denominaron a este núcleo Rustdorp.
A pesar del dominio holandés, también se produjeron fundaciones británicas de colonos procedentes de Nueva Inglaterra. En estos casos, se requería la aprobación del Gobernador y la aceptación de los ingleses de someterse a las leyes holandesas. Así nacieron Hempstead en 1643 o la colonia de Oyster Bay en 1653, que pronto serían escenario de fricciones, ya que los británicos no aceptaban de buen grado otras leyes que no fueran las suyas (dentro del contexto de tensión política y económica entre ambos países).
Las hostilidades entre ambas naciones no se harían esperar, logrando acabar finalmente en 1664, con la salida de los holandeses y la implantación del dominio británico en toda la zona. Entonces, se cambió el nombre de muchas de las colonias existentes, desde Nueva Amsterdam que se rebautizó como  Nueva York, hasta toda Long Island (y parte del norte continental) que recibió la denominación de Yorkshire. Esto también sucedió con algunas de las colonias anteriores, como Middleburg que pasó a denominarse Newtown (que finalmente adoptaría el nombre moderno de Elmhurst), Vlissingen que a partir de entonces sería conocida como Flushing, o Rustdorp que recibiría el nombre de Jamaica (interpretación inglesa de la denominación que los nativos daban a la zona).
El antiguo Condado de Queens con sus seis municipios: Newtown, Flushing, Jamaica, North Hempstead, Hempstead y Oyster Bay (estos tres últimos conformarían el Condado de Nassau al rechazar la anexión a Nueva York)
Finalmente, en 1683 se procedió a la organización administrativa de estos territorios constituyendo la Provincia Británica de Nueva York. Esta provincia quedaría estructurada en 12 condados. Uno de estos condados históricos fue Queens, nombrado así en honor de Catalina de Braganza, la esposa portuguesa del rey Carlos II de Inglaterra. Originalmente, el condado era mucho más extenso que el actual, ya que incluía lo que ahora es el Condado de Nassau (surgido como rechazo a la anexión de 1898).

Queens, entre las dos Guerras (1783-1865).
El periodo de la Revolución norteamericana (1776-1783) interrumpió la apacible vida de ciudadanos y granjeros, comenzando a producirse enfrentamientos entre los partidarios de uno y otro bando. Los colonos, igual que había sucedido en el Condado de Kings (Brooklyn) tomaron partido mayoritariamente por los británicos, proporcionando a estos una base segura para los acuartelamientos de sus tropas. Este sentimiento probritánico fue generalizado salvo en la zona de Newtown y el norte de Hempstead, donde se posicionaron a favor de los rebeldes, combatiendo junto a ellos en la famosa Batalla de Long Island, ocurrida en la zona de Brooklyn en 1776 (en esta batalla, los rebeldes fueron derrotados y las posiciones británicas fueron reforzadas).
Los siguientes siete años de guerra dejaron zonas devastadas y muchas dificultades para los residentes. La victoria final de los independentistas  forzó a muchos ciudadanos a abandonar sus propiedades temiendo represalias. Una de las consecuencias fue la división, en 1784, del municipio de Hempstead en dos, "North Hempstead" (simpatizante de los revolucionarios americanos) y "South Hempstead" (que finalmente mantendría el nombre de Hempstead y acogía a los que habían sido leales al imperio británico).
Desde la retirada inglesa hasta la década de 1830, Queens siguió siendo un territorio agrícola, de granjas y pequeños municipios. La capital del condado, sede del gobierno, se encontraba en Mineola, que era una población distante del mundo urbano que representaba Brooklyn (y que hoy pertenece al Condado de Nassau) y corroboraba ese carácter de área rural.
La población del Condado fue creciendo, aunque con moderación, pasando de los 5.791 habitantes censados en 1800 a los 7.806 de 1830. Muchos de los jóvenes emigraban en busca de fortuna o de lugares libres para comenzar una vida independiente, lejos de un territorio que se encontraba colmatado de explotaciones agrícolas que ya tenían propietario.
El empuje urbano de Queens vino de fuera. A principios del siglo XIX, Nueva York (entonces reducida a Manhattan), experimentó un crecimiento prodigioso. Esta circunstancia se extendió también a Brooklyn, en el extremo occidental de Long Island. Y ambas ciudades (entonces Brooklyn era independiente) fueron irradiando su influencia hacia el vecino Condado de Queens, que comenzó a recibir población procedente de ellas. Solamente en la década de 1830, Queens vio incrementada su población en 5.153 personas (casi el doble de la preexistente).
El sector noroeste de Queens, con Astoria, Ravenswood o Middletown en 1852.
En 1839, Astoria (conocida desde 1659 como Hallett's Cove, en referencia a su primer propietario) se convierte en el primer Village fundado en Queens desde el siglo XVII. Desde principios siglo se habían ido construyendo numerosas mansiones de los potentados neoyorquinos que buscaban la tranquilidad de la otra orilla del East River. El cambio de denominación fue un homenaje a John Jacob Astor, el hombre más rico de los Estados Unidos de la época, y al que se deseaba persuadir para que invirtiera en la zona (cosa que finalmente hizo).
En 1848, la zona de Ravenswood, un poco más al sur de Astoria pero en la misma ribera del East River frente a Manhattan, se convirtió en la zona de moda residencial, estableciendo una especie de Gold Coast.
Las “fuerzas urbanizadoras” adquirieron especial potencia en la década de 1850. El territorio del Condado más próximo a Brooklyn, fue comprado por especuladores y promotores inmobiliarios que fueron transformando las granjas en parcelaciones para viviendas urbanas. Entre 1852 y 1854 surgieron Maspeth (en la zona de la antigua Maspat), Corona, Hunters Point, Winfield, etc.
En este territorio también se implantaron diferentes equipamientos de ocio, particularmente hipódromos para carreras de caballos. Otra dotación que marcó la zona fue la instalación de los grandes cementerios. En 1848 se prohibieron los lugares de enterramiento en el Lower Manhattan por cuestiones de salubridad y muchas congregaciones religiosas instalaron sus cementerios en Queens. Estos inmensos espacios acercaron todavía más a los neoyorquinos (new yorkers) y a los residentes en Brooklyn (brooklynites) a Queens. También la industria, necesitada de espacio, buscó ubicaciones próximas a Nueva York y se fijó en Queens. Comenzaron a seleccionarse zonas en las que se instalaron fábricas, especialmente en Whitestone, Woodhaven y Colllege Point. Mientras tanto las playas de Rockwaway se convertían en lugar de vacaciones veraniegas.
Las oleadas de inmigración, fundamentalmente irlandesa y alemana que se produjeron en la mitad del siglo, también llegaron a Queens. Los numerosos irlandeses que habían huido de la hambruna de la patata y de las dificultades para sobrevivir en su tierra natal se asentaron fundamentalmente en Astoria y en menor medida en Jamaica y Flushing. Los alemanes, que llegaban principalmente desde Brooklyn, se acomodaron en las inmediaciones de Metropolitan Avenue (nombre que recibía el primer tramo del camino principal de los indios y que unía Williamburg en Brooklyn con Jamaica en Queens) y de Myrtle Avenue (otra de las grandes vías este-oeste de la zona). Por ejemplo, Middle Village, población esencialmente inglesa en la década de 1840 se convirtió en “alemana” en los años sesenta.
En vísperas de la Guerra de Secesión, Queens seguía siendo un territorio rural, ocupado mayoritariamente por explotaciones agrícolas. Los desarrollos urbanos, que habían ido surgiendo en las últimas décadas, todavía no tenían una presencia determinante. No obstante, la población total de todo ese extenso territorio ya ascendía a 30.429 personas.
La Guerra de Secesión supondría un freno, aunque leve, a este proceso urbanizador. El Queens rural estaba amenazado de muerte por la presión con la que estaba naciendo el Queens urbano.

Queens, desde la Guerra hasta la anexión (1865-1898).
La Guerra Civil solo supuso una pequeña interrupción  en el crecimiento que había comenzado en Queens. El proceso de urbanización era imparable, evidenciándose durante los veinticinco años siguientes, cuando entre 1865 y 1890 la urbanización del noroeste del Condado quedó prácticamente finalizada. Surgieron iniciativas de todo tipo como por ejemplo Steinway que se desarrolló en la década de 1870 por iniciativa de  William Steinway, el fabricante de pianos, que planteó en las fincas agrícolas que poseía al este de Astoria, un nuevo asentamiento para sus trabajadores.
Esta proliferación de núcleos urbanos forzó la constitución, en 1870, de Long Island City . La nueva ciudad (City) reunió a todos los villages ubicados en el noroeste de Queens (Astoria, Ravenswood, Hunters Point, Blissville, Sunnyside, Duth Kills, Steinway, Bowery Bay y Middleton).
Plano de Long Island City, ciudad constituida en 1870 al segregarse de Newtown. El hecho de encontrase en frente del Upper East Side de Manhattan fue clave para su impulso.
Pero la presión urbanizadora fue llegando a otras partes del Condado, como Glendale (1868-1869), Richmond Hill (1869) o Queens Village (1871) muy apoyadas en el desarrollo de los ferrocarriles. De hecho, al sur de las colinas centrales, con la referencia de Jamaica como núcleo principal, la construcción de la Brooklyn City Railroad  supuso un impulso extraordinario. Primero porque en 1881, la compañía instaló allí la fábrica de sus vehículos (lo cual permitió superar la prolongada depresión económica de mediados de la década de 1870) y por otra parte porque mejoraba la conexión con Brooklyn y Manhattan, propiciando un éxodo persistente desde esas zonas hacia Queens (mucho más asequible económicamente). El crecimiento fue explosivo, Richmond Hill o Woodhaven se expandieron rápidamente y también fueron creados nuevos núcleos como Ozone Park en 1882 y Morris Park en 1884. La instalación, en 1888, del ferrocarril elevado de la Avenida Myrtle impulsó todavía más este proceso.
El Condado de Queens en 1888. Las líneas verdes indican su extensión actual, la roja de la derecha el límite oriental del antiguo condado.
En otras partes de Queens, el crecimiento fue más irregular. Algunas de las grandes explotaciones agrícolas situadas en la zona de Bayside se parcelaron para la construcción desde 1872. South Flushing, entre el casco antiguo de Flushing y Kissena Park, se parceló al año siguiente. En 1885, comenzó el desarrollo de Hollis, como un suburbio alejado, servido por una parada de la estación a lo largo de la Long Island Rail Road. El crecimiento demográfico fue extraordinario, sobre todo en comparación al de las décadas anteriores, pasando de 45.468 en 1870 a 56.559 en 1880, y 87.050 en 1890.
Los suburbios surgidos durante 1865-1890 junto con los antiguos centros consolidados fueron absorbiendo el rápido crecimiento de la década de 1890, antes del inicio de la recesión económica de 1893-1897. Al final del siglo XIX, Queens (incluyendo Rockaway) contaba con una población de 152.999 personas. Era todavía una cifra reducida si se la compara con la actual, pero había supuesto quintuplicar su población en solamente cincuenta años.
Queens en 1891. Detalle de la zona norte, con los núcleos de población destacando en un territorio todavía muy despoblado. La línea verde marca la cadena de colinas centrales y las líneas azules los tres arroyos que definen la geografía septentrional de Queens.

Queens en 1891. Detalle de la zona sur, con los núcleos de población determinados por el crecimiento de la línea de ferrocarril paralela a la cadena de colinas centrales (remarcadas con línea verde) Las marismas del sur abren paso a la Jamaica Bay (junto al arranque de la estrecha y larga península de Rockaway se encuentra actualmente el aeropuerto JFK)

La transformación del Condado en Distrito de Nueva York y la creación del Condado de Nassau.
La clave de la explosión demográfica de Queens y del extraordinario desarrollo urbano que se produjo en el siglo XX estuvo en la decisión tomada por el Gobierno del Estado de constituir a partir del 1 de enero de 1898, la “Gran Nueva York”, uniendo en una sola ciudad cinco condados que se convertirían en boroughs (distritos): Manhattan, Brooklyn, Staten Island, el Bronx, y el área actual de Queens.
La anexión a Nueva York implicó un importante cambio territorial para Queens. Este condado, estaba entonces formado por seis municipios: Newtown, Flushing, Jamaica, North Hempstead, Hempstead y Oyster Bay a los que se les había sumado la ciudad de Long Island (que había sido segregada de Newtown).
El tema de la anexión suscitó mucha polémica. En un referéndum no vinculante celebrado en 1894, solamente apoyaron la integración los municipios de Jamaica, Newtown y Long Island City. Flushing se había opuesto a ella, igual que North Hempstead, Oyster Bay y Hempstead.
No obstante la decisión política final fue que la ciudad de Long Island, y los municipios de Newtown, Flushing y Jamaica, así como la península de Rockaway se convirtieran en el distrito metropolitano de Queens, integrándose en la ciudad de Nueva York.
La parte oriental del antiguo Condado de Queens no se integró en Nueva York, y los municipios de North Hempstead, Oyster Bay y Hempstead (exceptuando la península de Rockaway que fue segregada de Hempstead para mantenerla en Queens), constituyeron en 1899 el nuevo Condado de Nassau.
Nueva York y sus cinco boroughs en 1906,  con el territorio de Queens destacado.


Desde entonces, el nuevo y reducido Condado de Queens iniciaría una andadura diferente como distrito de la “Gran Nueva York”. Durante el siglo XX pasará de los 150.000 habitantes a los 2,3 millones y urbanizará completamente su territorio, integrando, eso sí, numerosos parques y zonas verdes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

urban.networks.blog@gmail.com