10 feb. 2012

Paisajes en busca de un Lenguaje. La Trilogía de París (Parques Urbanos de La Villette, Citroën y Bercy)

Paris. Ubicación de los Parques de la Villette (V), André Citröen (C) y Bercy (B)
En la década de 1980, París recuperó parte de la influencia cultural que había perdido en favor de Nueva York a mediados del siglo XX. En esos años, París resurge con fuerza para ofrecer importantes referencias arquitectónicas y paisajísticas.
En particular, París se convierte en el campo de experimentación que alumbrará nuevas opciones para la refundación de los parques urbanos. La gran tradición paisajística francesa, que llegó a constituir un modelo esencial (el jardín francés) y que había creado espacios maravillosos, se encontraba dormida. Pero, como el ave fénix, Paris renace. Y lo hace con la potencia suficiente para exportar al resto del mundo, nuevamente, modelos de actuación para crear los paisajes del siglo XXI.
Tres grandes parques urbanos protagonizan este hecho. El Parque de La Villette, el Parque André Citroën y el Parque de Bercy, espacios radicalmente distintos entre sí, suponen un hito múltiple en la relación entre naturaleza y ciudad.

François Mitterrand (1916-1996) fue presidente de la República Francesa entre 1981 y 1995. Una de sus políticas más destacadas fue la orientada a recuperar la grandeur perdida por París, gracias a un renovado ímpetu arquitectónico y urbano motivado, en parte, por el bicentenario de la Revolución Francesa. Puso en marcha grandes equipamientos públicos, como la gran pirámide de vidrio del Louvre (1984-1989, I.M. Pei) o la Opera de la Bastilla (1984-1989, Carlos Ott), y operaciones de renovación urbana, destacando entre ellas, las que pivotaban sobre la propuesta de nuevos parques urbanos.
En este campo, tres grandes parques urbanos, el Parque de La Villette, El Parque André Citroën y el Parque de Bercy, junto con la arquitectura que los acompañó, se convirtieron en estandartes de este impulso urbano que resituó a Paris como paradigma en el nuevo diseño del paisaje urbano.
Fueron Paisajes en busca de un Lenguaje que revisaron el carácter de los parques urbanos, explorando fórmulas innovadoras de relación entre la naturaleza y la ciudad. Sus planteamientos, como se verá más adelante, son radicalmente diferentes aunque también comparten ciertas bases que los hermanan.

París. Parque de la Villette
 Tres parques con bases comunes
En primer lugar, porque fueron producto de la misma época, la década de 1980. Los tres parques, son una respuesta a la ambiciosa estrategia de renovación urbana mencionada.
El Parque de La Villette fue diseñado por el arquitecto Bernard Tschumi, quien ganó el concurso celebrado en 1982. El parque es el mayor de los tres (y de todo París) ya que ocupa 55 hectáreas. Fue realizado entre 1983 y 1987.
El Parque André Citroën nació a partir del concurso celebrado en 1984. El fallo del mismo fue sorprendente ya que hubo dos propuestas ganadoras. El resultado final fusionó los proyectos de los dos equipos vencedores: por un lado, el del arquitecto Patrick Berger junto a Gilles Clément como arquitecto paisajista y, por otro, el presentado por Jean-Paul Viguier, Jean-François Jodry como arquitectos y Alain Provost, arquitecto paisajista. El parque cuenta con 13 hectáreas de extensión y fue inaugurado en 1992.
El Parque de Bercy, se originó en el concurso celebrado en 1987, y en el que resultó ganador el equipo formado por Bernard Huet, Marylène Ferrand, Jean-Pierre Feugas y Bernard Leroy, arquitectos, con Ian Le Caisne y Philippe Ragin como arquitectos paisajistas. Sus 14 hectáreas se realizaron entre 1989 y 1997.

El solar del Parque de Bercy con el mercado vinícola anterior
En segundo lugar, por su objeto, ya que son propuestas de recualificación de la ciudad. Los tres casos son reconversiones de espacios urbanos obsoletos o degradados.
El Parque de la Villette surge tras la desaparición de los mataderos (abbatoires) ubicados en el entorno de la Porte de la Villette. Los mataderos fueron construidos en las afueras de la ciudad en 1867 por orden de Napoleón III. Su uso se prolongó hasta su desaparición en 1974.
El Parque André Citröen, como su nombre recuerda, se levanta sobre los terrenos liberados de la fábrica de automóviles. En esos terrenos, el ingeniero André Citröen,  levantó en 1915 las instalaciones que, inicialmente fueron para la fabricación de munición destinada a la Primera Guerra Mundial, y que con la paz se transformaron en una floreciente industria automovilística. El traslado, en 1982, de las instalaciones propició la reconversión del lugar.
El Parque de Bercy, se ubica en el espacio que previamente ocuparon las bodegas y lonjas del mercado vinícola de la ciudad, el más importante de Francia. Estas instalaciones se abrieron en tiempos de Luis XIV y marcarían la actividad de la zona durante los tres siglos siguientes hasta que ésta fue declinando durante el siglo XX.

París. Ministerio de Economía y Finanzas (1989, Chemetov y Huidobro)
En tercer lugar, es conveniente recordar que los tres parques son una pieza dentro de una estrategia mayor de renovación urbana. Esta circunstancia justifica una importante implicación de la arquitectura, con ejemplos de gran representatividad.
El Parque de la Villette muestra un destacable repertorio arquitectónico, comenzando por la Grande Halle de la Villette construida entre 1865 y 1867, según diseño de Jules de Mérindol y remodelada entre 1983 y 1985 como centro de exposiciones por Philippe Robert y Bernard Reichen. El parque también alberga grandes equipamientos como el Zénith (1983, Philippe Chaix y Jean-Paul Morel), la Ciudad de las Ciencias y de la Industria (1986, Adrien Fainsilber), la Géode (1986, Adrien Fainsilber y Gérard Chamayou), el Conservatorio nacional superior de música y danza (1990, Christian de Portzamparc),  la Ciudad de la Música (1995, Christian de Portzamparc), o, más recientemente, la Philharmonie de Paris (2007, Jean Nouvel) que se está construyendo y prevé su inauguración para el 2014.
El parque Citroën es el que cuenta con propuestas menos singulares, ya que la arquitectura que lo conforma es fundamentalmente residencial y terciaria. No obstante es destacable el último gran hospital de Paris, el Hospital Europeo Georges-Pompidou, HEGP (2001, Aymeric Zublena)
El entorno del Parque de Bercy ofrece importantes referencias arquitectónicas. Presidiendo el parque por el oeste, se encuentra el Palais Omnisport París-Bercy (1983, Michel Andrault, Pierre Parat, Jean Prouvé y Aydin Guvan). En su proximidad se encuentra también el Ministerio de Economía y Finanzas (1989, Paul Chemetov y Borja Huidobro) y en frente, en la otra orilla, la Gran Biblioteca de Francia, TGB (1989-1995, Dominique Perrault) conectada por la nueva pasarela peatonal Simone de Beauvoir, situada entre el puente de Bercy y el puente de Tolbiac, diseñada por Dietmar Feichtingher y abierta en 2006.

París. Parque André Citröen
Su cuarto punto en común responde a su situación periférica respecto del centro histórico. El recinto de París fijado  por la muralla de los Fermiers généraux, construida entre 1785 y 1788, fue ampliado entre 1841 y 1844 por la muralla de Thiers. En 1859 se promulgó la ley que anexionaba a París los municipios existentes entre estas dos líneas. En 1860 se consumó la integración de municipios hasta entonces autónomos, como La Villette, Grenelle o Bercy (que fue dividido y anexionado en parte a París). Estas últimas murallas fueron derribadas entre 1919 y 1929. La rue militaire que las acompañaba por el interior fue la base para el trazado de los Boulevards des Maréchaux en 1932 y sobre el glacis exterior no edificado se construiría, entre 1958 y 1973, la circunvalación rodada de París, el Boulevard Périphérique.
Los tres parques son contiguos a los Boulevards des Maréchaux  y por lo tanto, se encuentran en las proximidades del Boulevard Périphérique de Paris y de accesos al mismo.
Si asociáramos la posición de los parques a los vértices de un triángulo, el Parque de la Villette sería el situado al noreste, próximo a la antigua Porte de la Villette de la muralla de Thiers. En ese punto se conecta con el Boulevard Périphérique a través de la avenida de la Porte de la Villette.
El parque André Citroën ocuparía el vértice suroeste, próximo a la Porte de Sèvres. Su conexión con el Boulevard Périphérique se efectúa a través de la Avenida de la Porte de Sèvres.
Bercy  se ubicaría en el vértice sureste, próximo a la Porte de Bercy.  Conecta con el Boulevard Périphérique por el Quai de Bercy,  desde donde arranca una de las principales autovías francesas, la A4 (Autoroute de l’est) que une la capital con Strasbourg.

El canal del Ourcq a su paso por La Villette
Por último, también existe un paralelismo derivado de su particular relación con las vías acuáticas parisinas. Más allá del uso puntual del agua en el diseño interior, este elemento se convierte en protagonista del paisaje en las tres ubicaciones ya que los cursos acuáticos parisinos acompañan y caracterizan a los parques.
En la Villette la vía acuática es el canal del Ourcq, que atraviesa el parque prácticamente por el centro. El Ourcq es un rio, afluente del Marne, del que parte un canal que se dirige hacia Paris, entrando en la ciudad por la zona de la Villette. Su propósito inicial fue el abastecimiento de agua, aunque actualmente, su tramo parisino se dedica a actividades recreativas. El canal del Ourcq, al llegar al Bassin de la Villette, continúa su recorrido hacia el Sena en dirección sur, cambiando su nombre por el de Canal Saint-Martin. Antes de llegar al Bassin, se deriva el Canal Saint Denis, que inicia un recorrido hacia el Sena por el norte, actuando también como límite oeste del parque.
El parque Citröen se encuentra situado en la margen izquierda del Sena. El parque se abre al rio, que actúa como fondo de perspectiva, gracias a un trazado que se apoya en un eje principal perpendicular al eje fluvial,
El parque de Bercy, también se abre al Sena, pero este parque, situado en la margen derecha, dispone el eje principal, que une sus diferentes de su espacios, de forma paralela al rio.

París. Parque de Bercy
Tres modelos diferentes (Paisajes en busca de un Lenguaje)
Pero más allá de los aspectos comunes, estos tres grandes parques urbanos presentan diferencias esenciales que los distinguen y que los convirtieron en modelos de referencia para actuaciones posteriores.
El primero, el Parque de la Villette, persigue la innovación con una nueva forma de abordar la creación de estos espacios urbanos. La Villette deconstruirá la noción de espacio llegando a sus elementos básicos (puntos, líneas y superficies) que serán re-compuestos posteriormente en un juego arquitectónico y artístico que generara el paisaje definitivo. La Villette supuso todo un shock en el panorama internacional.
La Villette propone un nuevo proceso creativo en el que la naturaleza y ciudad se relacionan desde los lenguajes de la arquitectura y el arte, a través de una particular sintaxis de elementos arquitectónicos.
El segundo, el Parque André Citroën, se aleja premeditadamente de los planteamientos del anterior e intenta recuperar las esencias de la tradición del jardín (las propias bases del concurso exigían ese requisito). Esto va a concretarse en la recuperación del protagonismo de los elementos naturales y de sus claves ancestrales, la botánica, la sensualidad, la poética o el tiempo.
El Parque Citroën indaga en la recuperación de los planteamientos históricos en los que la relación entre naturaleza y ciudad se establece desde los lenguajes propios del paisaje.
Por último, el Parque de Bercy, encontrará como leitmotiv una tercera vía que lo enfrentará tanto a la pureza arquitectónica de la Villette como a la paisajística del Citroën. El Parque de Bercy, en su búsqueda de un nuevo lenguaje,  sigue el camino sugerido por imágenes figurativas y de referencias humanas, en los que la simbología y la memoria ordenan el espacio.
Bercy es la propuesta que explora la relación entre naturaleza y ciudad desde los lenguajes humanos.
En próximos post abordaremos el análisis pormenorizado y el significado de cada uno de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

urban.networks.blog@gmail.com