5 jul. 2011

Activar la Ciudad Histórica: el caso del Campillo Sur de Vitoria














Activar la ciudad histórica
Uno de los retos permanentes que las ciudades afrontan es el de integrar la herencia recibida en las dinámicas contemporáneas. Es una integración que requiere respuestas completas, que ofrezcan soluciones espaciales, formales y también funcionales y programáticas.
URBAN NETWORKS, en colaboración con Urma 21, ha tenido la oportunidad de reflexionar  en esta línea sobre un caso real: el Campillo Sur de Vitoria-Gasteiz.


Hoy más que nunca, la ciudad debe ser un lugar de encuentro. Para conseguirlo, se requiere una acertada mezcla de usos capaces de activar los espacios urbanos, de fortalecer los lazos sociales y de favorecer la interrelación entre las personas.
Las ciudades en general, y particularmente sus cascos históricos, deben recuperar el valor de uso para sus ciudadanos y una de las claves para ello reside en la diversidad. Diversidad de usos y de usuarios, de horarios y de actividades, donde se produzca la mezcla intergeneracional, o de residentes con visitantes, trabajadores, niños, turistas, estudiantes, etc. Todos deben tener un sitio y un momento en la Ciudad Histórica.
Vitoria-Gasteiz y el Campillo Sur, el campo de experimentación
Uno de los rasgos diferenciales de Vitoria-Gasteiz, que se encumbra como uno de los principales componentes de excelencia de la ciudad es, sin duda, su Ciudad Histórica. Su correcta integración en el cuerpo urbano es, seguramente, el proyecto colectivo más importante de la ciudad, ya que en ella reside gran parte de la identidad de los vitorianos por su capacidad de aglutinar esa esencia común que los define como grupo.
En la Ciudad Histórica de Vitoria conviven hitos extraordinarios con lugares que no han encontrado todavía su definición. Uno de estos lugares es el Campillo Sur, una pieza urbana clave para resolver la relación entre la Ciudad Histórica y los espacios más dinámicos de la Vitoria contemporánea. En esta zona se concentran problemas y oportunidades. Dificultades como las derivadas de la topografía o la accesibilidad, que la historia no ha resuelto, y ventajas como la existencia de un vacío irrepetible en un tejido histórico de estas características que abre un elenco de posibilidades.
El Campillo Sur es por tanto una oportunidad urbana que requiere propuestas inteligentes y con la mirada puesta en el futuro.
La Propuesta
La propuesta realizada afronta el reto desde una doble perspectiva. Por una parte aportando un conjunto de espacios urbanos que resuelvan el acceso sur al Casco Histórico y, por otra, proponiendo un programa de usos capaces de activar y dotar de identidad a la zona.
Formalmente, el proyecto apuesta por la presencia de unas formas fluidas, casi abstractas, que resuelven una volumetría cuya principal vocación es la de pasar desapercibidas, ser poco invasivas, dando la impresión de haber estado siempre allí.
El planteamiento de usos, debe sustentarse en una inteligente mezcla de culturas, arte, tradiciones, contemporaneidad y actividades económicas. En este sentido, el Kafe Antzokia puede ser una de las locomotoras que active toda la actuación. Cuenta con una ubicación simbólica excepcional,  en la proa urbana del Casco, próxima a las zonas densas de la ciudad.
La propuesta realizada no pretende dar una imagen terminada del proyecto sino que trata de ser una reflexión de partida para debatir y permitir establecer una línea de trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

urban.networks.blog@gmail.com