29 jun. 2011

Nueva York. Parkchester, Ciudad dentro de la ciudad.


Parkchester fue una promoción inmobiliaria extraordinaria (la más grande del mundo en el momento de su construcción). Se planteó como una “ciudad dentro de la ciudad” (city within a city), con un nuevo modelo urbano, en la que se levantaron 171 edificios que contaban con 12.271 viviendas para dar alojamiento a unas 42.000 personas.
Parkchester se construyó entre 1938 y 1942 promovida por la Metropolitan Life Insurance Company sobre unos terrenos de 52 hectáreas (129 acres). La inversión ascendió a 50 millones de dólares de la época.
Todo comenzó con la crisis de 1929, cuando la Metropolitan Life Insurance Company sufrió una fuerte caída de su cotización y por lo tanto de sus valores. La compañía comenzó entonces a buscar otras inversiones complementarias que garantizaran los fondos con los que contaba, fijando algunos de sus objetivos en el mundo inmobiliario. Además, la administración del Estado de Nueva York comenzó a presionar a las compañías de seguros para que invirtieran en el mercado residencial y ayudaran a aliviar la fuerte necesidad de alojamiento para la población. Con este fin, se promulgó una ley, aunque las aseguradoras protestaron e hicieron lobby para intentar modificarla. La ley planteada por el Estado de Nueva York fue reformada en febrero de 1938, en el sentido requerido por las compañías aseguradoras.
Met Life había comenzado a explorar la periferia de la ciudad en busca de terrenos para realizar un complejo residencial y encontró una gran parcela en el sureste del Bronx propiedad de la New York Catholic Protectory.  En esos terrenos, esa institución contaba con instalaciones para niños huérfanos y para la rehabilitación de delincuentes juveniles. En abril de 1938, la Met Life anunció la compra de la parcela referida. La operación fue anunciada por el presidente de la compañía (Frederick H. Eckers) como el destino de la mayor operación residencial integral que jamás se hubiera planteado en los Estados Unidos.
El nombre de Parkchester fue la fusión de las denominaciones de las promociones iniciales: Park Versailles y Westchester Heighs. Pronto se aplicó a toda la zona, sobrepasando el complejo de apartamentos original.
El diseño fue dirigido por un comité de profesionales independientes en el que estaba representada la compañía. Los trabajos fueron encargados a equipos de prestigio: para la arquitectura a Shreve Lamb & Harmon (diseñadores del Empire State Building) y para el paisajismo a Clark & Rapuano (diseñadores de la 1939 World's Fair).
Se aprovechó solamente la mitad de la edificabilidad que se le había otorgado a la parcela. La disposición de los edificios rompía con la característica trama neoyorkina y fueron situándose aparentemente de una forma azarosa repitiendo un módulo edificatorio, dejando grandes espacios libres y lugares para equipamientos sociales. Esta idea tuvo críticas desde el mundo urbanístico por su poca coherencia con el entorno urbano en el que se asentaba (viviendas unifamiliares o de dos familias, ubicadas en la trama urbana reticular).
También fue polémica su estrategia viaria, ya que solo hay dos grandes calles para el tráfico rodado que conectan con el exterior (Metropolitan Avenue y Unionport Road) y que se cruzan en una gran glorieta central (Oval). El resto del viario son “fondos de saco” que llevan a las viviendas en una idea que privilegiaba el tráfico peatonal sobre el rodado.
La planificación, la propuesta de las viviendas (novedosas en su planteamiento para los baños y cocinas), el sistema de gestión de alquileres (comunidad que gestionaba las rentas y operado por la Met Life) e incluso la inclusión de coloristas y divertidas esculturas de terracota en las fachadas otorgó a Parkchester un carácter innovador para la época.
Inicialmente todas las viviendas eran de alquiler, manteniendo la Metropolitan Life Insurance Company la propiedad de las mismas. En 1968 el complejo fue comprado (por 90 millones de dólares) por un grupo de inversores liderado por Harry B. Helmsley con la intención de transformarlo en condominios. En 1974 un tercio del barrio fue vendiendo a los residentes. En 1986 el resto del complejo siguió la misma estrategia convirtiéndose en condominios.
Fue uno de los proyectos estrella presentados en la Exposición Universal que se celebró en Nueva York en 1939. La empresa promotora presentó una gran maqueta sobre el proyecto que se vendió como una “ciudad dentro de la ciudad” con un nuevo modelo urbano que pretendía integrar la residencia entre amplias zonas verdes y se destinaba a las clases medias de la ciudad. También se incluía una buena dotación de equipamientos y servicios, culturales y comerciales. El complejo contaba con una bolera, áreas de recreo, la primera delegación de Macy´s o tres teatros (The Loew's American, the Palace y the Circle).
Parkchester pasó por épocas conflictivas. La zona sufrió transformaciones sociales. Los residentes iniciales, judíos e irlandeses dieron paso a negros e hispanos (y asiáticos en la actualidad) padeciendo una fuerte degradación social (delincuencia, violaciones y deterioro de las viviendas) de la que está remontando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

urban.networks.blog@gmail.com